• Más de 70 mil migrantes fueron traficados o secuestrados en México. Guatemaltecos, salvadoreños, hondureños, nicaragüenses y cubanos los más afectados 
  • El tráfico de personas es una de las actividades ilícitas más rentables, se ha calculado que los ingresos de los contrabandistas fueron de casi 7 mil millones de dólares por año 

María Escalante García  

La Comisión Nacional de Derechos Humanos (CNDH) informó más de 70 mil migrantes fueron traficados o secuestrados en México, siendo los guatemaltecos, salvadoreños, hondureños, nicaragüenses y cubanos los más afectados y las entidades con más casos son Chiapas, Nuevo León, Tabasco, Veracruz y Tamaulipas, esto ha provocado que el éxodo se convierta en muerte. 

En su primer informe de la CNDH enfocado al estudio de estos delitos, el organismo recabó información de 2011 a 2020, periodo en el que realizó consultas a instituciones de seguridad y migración, así como a organismos de derechos humanos. También aplicó encuestas con la misma temática en 48 estaciones migratorias. 

Del informe se desprende que de las 164 quejas analizadas donde aparecen temas de secuestro, desaparición y tráfico ilícito de migrantes, las principales entidades mencionadas fueron Tamaulipas 37 casos, Chiapas y Veracruz con 22, Tabasco 20 y Oaxaca 12. 

La CNDH indicó que la ruta del Golfo de México sigue siendo la más mencionada por las personas migrantes víctimas o traficadas, esta ruta comprende las entidades de Chiapas (13%), Tabasco (12%), Oaxaca (7%), Veracruz (13%) y Tamaulipas (22%), estos cinco estados representan el 67% de las menciones de los delitos de secuestro, desaparición y tráfico ilícito de personas migrantes. 

Autoridades responsables  

Las cinco autoridades más señaladas en las quejas como presuntas responsables de violaciones a derechos humanos fueron el Instituto Nacional de Migración (INM), mencionado en 90 ocasiones, lo que representa un 62 por ciento, la Fiscalía General de la República (FGR) antes PGR, con 42 menciones. 

Asimismo, la Policía Federal actualmente Guardia Nacional fue mencionada en 19 ocasiones, la Secretaría de la Defensa Nacional (Sedena) en 16 ocasiones y La Secretaría de Marina (Semar) en 11 ocasiones. 

La Comisión consideró que, a pesar de que se han incrementado los operativos en contra el tráfico de personas en un 600 por ciento, en el periodo que abarca el informe, no existe un protocolo para otorgar medidas de asistencia, protección y seguridad a las víctimas de este delito. 

Otro de los de los hallazgos encontrados, apuntó la CNDH, fue que México tampoco cuenta con un protocolo homologado de actuación en el tema que garantice la coordinación entre autoridades para prevenir, investigar, buscar y sancionar los delitos de tráfico y secuestro de migrantes. 

El costo… 

De acuerdo a un informe publicado en 2019 por la Unidad de Política Migratoria de la Secretaría de Gobernación de México, el pago promedio para traficar a una persona desde El Salvador, Honduras o Guatemala, a través de México y con destino a Estados Unidos, rondó en los 5 mil 862 dólares, mientras que los mexicanos pagaron unos 4 mil 559 para ingresar de forma indocumentada a su vecino del norte. 

En muchos de los casos, precisó la CNDH, los migrantes fueron transportados en “yates de pesca deportiva y jet-skis” para cruzar de forma irregular la frontera entre México y Estados Unidos, aunque parte del recorrido incluía completar su viaje nadando por su cuenta en la zona de San Diego, California. 

El tráfico de personas es una de las actividades ilícitas más rentables, se ha calculado que los ingresos de los contrabandistas que trafican con migrantes de América Latina y el Caribe hacia los Estados Unidos fueron de casi 7 mil millones de dólares por año. 

En la región, para los grupos del crimen organizado, el tráfico ilícito de migrantes a través de las fronteras es normalmente una actividad de «bajo riesgo y alta rentabilidad». Los contrabandistas se benefician normalmente de las capacidades de detección débiles y el relativamente bajo riesgo de ser detectados, detenidos y procesados por la comisión de este delito.