Fragon 

LA NOTICIA “bomba” que mugió por la tarde del pasado 23 de noviembre fue la confirmación de un bisbiseo que ya se farfullaba en los pasillos de la Cámara de Diputados y el Senado de la República: el mandatario nacional le había retirado el nombramiento -como próximo gobernador del Banco de México- al exsecretario de Hacienda y Crédito Público, Arturo Herrera Gutiérrez.  

Arturo Herrera “se durmió en sus laureles”. Profesó que nada cambiaría. Pensó que tenía asegurado el “trono” en Banxico. Pareciera que no le dio seguimiento a su tema y quedó “fuera de la foto”. Tal vez… por un error, por una elección y por una empatía.  

El lado positivo es que el originario de Actopan, Hidalgo, tendrá tiempo completo para ocuparse en otras actividades. Quizá la docencia, no se descarta.  

Otro rumor que trascendió en radio pasillo de Palacio Nacional: Arturo Herrera no estaba en el ánimo total de Claudia Sheinbaum, y esa fue la puntilla para que AMLO decidiera retirar su candidatura rumbo al Banco de México. Se dice que tiene amplio tonelaje de poderío la jefa de gobierno de la Ciudad de México. ¿Será?…

En estas galimatías, la #4T sigue buscando explicaciones y culpables por los pasados resultados electorales de junio. *No se cumplió con el objetivo de mantener mayoría calificada en el Congreso. *Tampoco se consiguió la gubernatura de Nuevo León. Y… *Cero avances en Jalisco, en donde gobierna un suspirante a la presidencia del 2024. 

En Palacio Nacional se analizaron con lupa las transferencias de Hacienda a los Estados. El monto ronda los 80 mil millones de pesos mensuales. El presidente y su primer círculo enjuician a que Herrera no hizo todo lo que le tocaba desde Hacienda para que Morena y sus aliados ganaran con el margen que necesitaban. 

Entidades -como Sonora- no tienen los recursos que supone le corresponderían para cerrar el 2021. Alfonso Durazo, fue uno de los que enunció su molestia con el presidente por el manejo que hizo Arturo Herrera de sus facultades a la hora de entregar recursos. 

Y qué decir de la polvareda, ¡el ciclón político que se levantó en territorio hidalguense! No era para menos. Al interior y exterior de la clase política comenzó a cundir el rumor o pensamiento de que el ex secretario de Hacienda podría ceñir la opción de la candidatura al gobierno de Hidalgo en aras de la próxima renovación del poder ejecutivo estatal.  

En la cumbre morenista celebrada el pasado viernes se dijo que, hasta ese momento, -Arturo Herrera- no había demostrado su interés en lidiar por la contienda electoral que está en puerta. Amén de que Mario Delgado, líder nacional de Morena, lo “arropó” al resaltar que podría ser una buena opción como candidato, dejando en claro que la última palabra la tendrá la ciudadanía hidalguense.  

Paralelamente ya surgieron más nombres para integrar la lista final de la tan anhelada encuesta que emitirán los morenistas para emanar a su abanderado oficial.  

En fin, son universos de la política que se viven en pos de la sucesión gubernamental. Es la candelita de puro sabor que emanan estos escenarios -previos a las votaciones del 2022-. Eso se pone color de hormiga. Al tiempo…