Edgar Allan Poe, el inventor de pesadillas

0
40

Luis Mena Pantoja

Recordado principalmente por sus relatos de terror, el escritor estadounidense Edgar Allan Poe es reconocido como uno de los autores de poemas, cuentos y novelas cortas más influyente para la literatura y la cultura norteamericana y del mundo entero.

Edgar Poe nació en Boston, Massachusetts, el 19 de enero de 1809, hijo de una pareja de actores. Quedó huérfano cuando era muy pequeño y fue recogido por los Poe, un matrimonio acaudalado con quienes se mudó algunos años a Escocia e Inglaterra, donde aprendió francés y latín. En 1820 la familia volvió a Virginia y él estudió en los mejores colegios de Richmond. Sin embargo, durante su juventud mantuvo constantes discusiones con su padre sustituto, que acabaron por fracturar esta relación familiar.

Estudio en la Universidad de Virginia, donde a pesar de ser considerado un alumno brillante, tuvo problemas por su gusto por el alcohol y las apuestas, y abandonó sus estudios a los 18 años. Se enlistó en el ejército, donde permaneció sólo dos años y medio, para ingresar después a la academia militar de West Point, de donde pronto sería expulsado.

Desde los 14 años comenzó a escribir textos literarios y en 1827 logró la publicación de un pequeño libro de poemas Tamerlane y otros poemas, seguido en 1829 por Al Aaraaf, Tamerlane, y otros poemas menores, y en 1830 por Poemas. Posteriormente escribió relatos cortos, artículos, reseñas y críticas literarias para varios periódicos de Baltimore, Filadelfia y Nueva York.

A los 26 años se casó con su prima Virginia Eliza Clemm, de apenas 13 años y en 1838, después de obtener prestigio local como escritor periodístico, publicó la novela La Narración de Arthur Gordon Pym, que contó con poco éxito y no lo ayudó a superar sus penurias económicas.

En 1839 se imprimió la colección Cuentos de lo grotesco y arabesco, donde aparecen algunos de sus grandes relatos, como La caída de la Casa Usher, Ligeia y Manuscrito hallado en una botella, que le permitió ganar algo de dinero y recibió críticas variadas.

En los siguientes años, como editor de importantes periódicos y revistas, mejoró su situación económica y escribió varios de sus relatos más importantes, como Los crímenes de la calle Morgue, El escarabajo de oro, La cita, Un cuento de las montañas escabrosas, La caja oblonga y El barril de amontillado.

En 1840, Poe anunció su deseo de crear su propio diario, The Stylus (El Estilete), proyecto que nunca logró. En enero de 1842 su esposa enfermó de tuberculosis y él comenzó a beber sin control a consumir opiáceos a causa de la depresión, lo que afectó terriblemente su salud.

En enero de 1845 publicó El cuervo, su obra más conocida, que aunque le dio gran fama no mejoró en mucho su situación económica. Dos años más tarde murió su esposa en medio de la pobreza, suceso que agravó la condición del poeta, a pesar de lo cual escribió aún el reconocido poema Ulalume y el impresionante ensayo cosmogónico Eureka, su décimo y último libro.

El escritor bostoniano murió el 7 de octubre de 1849, cuando contaba con sólo 40 años, por causas que no fueron plenamente aclaradas y de las que no se guardan registros.

“Mi vida ha sido capricho, impulso, pasión, anhelo de la soledad, mofa de las cosas de este mundo; un honesto deseo de futuro”, Edgar Allan Poe.

Dejar respuesta

Please enter your comment!
Please enter your name here