La traición, aun soñada, es detestable.  

Félix María de Samaniego 

Víctor Sánchez Baños

Kenneth Lee Salazar llegó a México para ocupar la máxima posición en la embajada de Estados Unidos en nuestro país. 

Desde hace varios meses no se le deja ver sin sombrero ranchero o de vestir de ala ancha. Es un político estadounidense muy experimentado, especialmente en política interna, pero su ascendencia mexicana lo hace ver como un diplomático idóneo tanto para su país como para el nuestro.  

Es licenciado en Ciencias políticas del Colorado College. También cuenta con títulos honoríficos como doctor en Derecho por la Universidad de Colorado y la de Denver. Además, cuenta con un Juris Doctor por la facultad de Derecho de la Universidad de Michigan.  

Los paralelismos con el presidente Joe Biden van desde su profundo catolicismo hasta haber compartido estrategias para el apoyo de sectores productivos.  

Fue secretario de Interior de los Estados Unidos entre 2009 y 2013, durante la Administración de Barack Obama. Fue un destacado del Partido Demócrata, fue senador por el Estado de Colorado entre 2005 y 2009 siendo, junto al republicano Mel Martínez, uno de los primeros senadores hispanos desde 1977.  

Su carrera es sostenida y ha trabajado también en el sector privado, tanto en sus oficinas como abogado como en la fundación de un despacho de cabildeo político y legislativo, con oficinas en Washington. Uno de los grupos de cabildeo más renombrados.  

Pero en lo que se refiere a las relaciones entre México y Estados Unidos, ha mencionado su interés en conocer más al país. El domingo paseo por la Ciudad de México y visitó el Monumento a la Revolución, así como el panteón de San Fernando, donde hizo una pequeña guardia en la tumba de Benito Juárez.  

También lo llevaron a la plaza de las Tres Culturas en Tlatelolco. Antes, en compañía de su esposa y su familia, escuchó misa y oró en la Basílica de Guadalupe. Su oración por los dos países, México y Estados Unidos.  

Se comprometió, “con un sentido de corresponsabilidad y respeto a nuestras soberanías, podemos hacer mucho juntos por impactar positivamente las vidas de millones de mexicanos y estadounidenses, por nuestros futuros están íntimamente ligados”.  

Además, mencionó en sus redes sociales que trabajará arduamente con “la administración del presidente López Obrador, el canciller Marcelo Ebrard, y todos nuestros socios del Gobierno de México, para avanzar una amplia gama de temas relevantes para nuestros países. #SociosVecinosAmigos”, recalcó.  

Es una buena señal de Salazar hacia México. Los tiempos de las relaciones diplomáticas se han transformado. Afortunadamente, para bien. 

Escúchame de lunes a viernes, de 21 a 22 horas, en “Víctor Sánchez Baños en MVS” mvsnoticias.com poderydinero.mx vsb@poderydinero.mx @vsanchezbanos