• Entre 2020 y 2021, se cuadruplicó el número por motivos de violencia en México, al pasar de 9 mil 740 a 44 mil 905
  • Durante 2021 Guerrero ocupó el primer lugar nacional en dicho problema por la inseguridad que se vive en el país

María Escalante García  

De acuerdo con datos de la Comisión Mexicana de Defensa y Promoción de los Derechos Humanos (CMDPDH), entre 2020 y 2021, se cuadruplicó el número de personas desplazadas por motivos de violencia en México, al pasar de 9 mil 740 a 44 mil 905.  

En 2021, Guerrero ocupó el primer lugar nacional en desplazamientos forzados por la violencia en el país, de acuerdo con el informe de la novena edición del Índice de Paz México (IPM), elaborado por el Instituto para la Economía y la Paz (IEP) con sede en Sídney. 

Según los datos del organismo internacional que tiene oficinas también en Nueva York y La Haya identifica, mide y explora los factores que impulsan la violencia, de los 44 mil 905 desplazados que hubo en el país el año pasado, 21 mil 800 ocurrieron en Guerrero. Las entidades que siguen son Chiapas con 14 mil 900 y Michoacán con 12 mil 900. 

Ese número se registró en 40 episodios de migración forzada interna ocurridos el año pasado, lo que significó un incremento de 66.66% si se compara con los 24 ocurridos en 2020.  

“Las personas que huyen de sus hogares en busca de mayor seguridad se han convertido en un tema de mayor preocupación en México durante el último año”, subraya el informe y destaca que entre 2016 y 2020, más del 97 por ciento de los desplazamientos registrados ocurrieron en seis estados: Guerrero, Chiapas, Michoacán, Sinaloa, Chihuahua y Oaxaca. 

Lígia de Aquino Barbosa Magalhães, investigadora del área de desplazamiento interno forzado de CMDPDH, explicó que se trata de un incremento considerable, sobre todo si se toma en cuenta que en 2019 fueron 28 y en 2018, el último de la administración del presidente Enrique Peña Nieto, 25. 

Indígenas los más afectados  

La Secretaría del Bienestar abandonó el programa Sembrando Vida en Uruachi, Chihuahua, luego de que en la comunidad serrana de Las Trojas se registrara un importante éxodo entre sus últimos habitantes, esto se debió a la presencia y amenaza de un grupo armado, por lo que unos 45 pobladores decidieron alejarse en los últimos meses para salvaguardar su integridad. 

En términos más específicos, y aunque el grupo de personas desplazadas no es heterogéneo, las familias indígenas son el sector de la población que históricamente ha sido desalojado de sus hogares por la presencia de los grupos armados. 

Tan sólo en 2020, del total de eventos de desplazamiento forzado que se contabilizaron en el país, en 41 por ciento de los casos se trató de personas identificadas como indígenas. 

Asimismo, aunque generalmente las personas que huyen lo hacen en familia, la CMDPDH registró que en el 83.33 por ciento de los eventos había niños involucrados, siendo el grupo etario más afectado en el país. 

En segundo lugar, se ubicaron las mujeres, con presencia en al menos 58.33 por ciento de los eventos, seguido de las y los adultos mayores, con registro en uno de cada dos desplazamientos forzados. 

Los perfiles con menos presencia como víctimas de este ilícito fueron los hombres y jóvenes en general, con 29.17 y 12.5 por ciento, respectivamente. 

No hay solución  

Expertos en seguridad pública advierten que a pesar de que el desplazamiento forzado ya fue reconocido por el gobierno del presidente Andrés Manuel López Obrador aún no hay políticas de Estado para atender este fenómeno que se refleja en que millones de mexicanos tengan que dejar sus comunidades de origen a causa de la violencia. 

En la Cámara de Diputados se discutió y aprobó la Ley general para prevenir, atender y reparar integralmente el desplazamiento forzado interno que reconoce y garantiza los derechos de las personas desplazadas y establece las obligaciones de los tres órdenes de gobierno para prevenir y atender el problema.  

Sin embargo, fue turnada a las comisiones unidas de Gobernación y de Estudios Legislativos, segunda, del Senado de la República, donde aún se encuentra en proceso de análisis.