• Cada vez se ve más difícil el escenario para los productores rurales. El fantasma de la inflación con desempleo es más real que ficticio. Ante la reducción de precios y por ende de sus ingresos, los agricultores enfrentan un círculo pernicioso de menor ingreso, menor consumo y problemas para iniciar el nuevo ciclo productivo
  • “Si hay apoyos, pero no en calidad de la producción. Hay gasto público rural, pero ausencia de inversión pública rural: Dr. Cruz Alberto Uc Hernández

Guillermo Pimentel Balderas

Las medidas temporales de eliminar aranceles pueden aliviar el impacto en los precios de los alimentos; pero, la cuestión es: ¿Qué pasa con los productores rurales?

Estos, se enfrentan a la inminente reducción de los precios y por ende la reducción de sus ingresos, creando un círculo pernicioso de menor ingreso, menor consumo y problemas para iniciar el nuevo ciclo productivo (primavera-verano).

Cada vez van ganando la carrera los productos de menor calidad y cantidad. Esto, ante el avance desmedido de los precios de los productos básicos alimenticios. “Van a un mayor ritmo que el resto de la economía”, confió a este reportero el Doctor en Economía Agrícola Cruz Alberto Uc Hernández.

En su análisis, advirtió el profesionista en agronomía y productor que, la pobreza urbana se manifiesta con menor dinamismo en las cadenas agroalimentarias y, la solución del día a día es comprar productos de menor calidad y cantidad.

Aseguró que los precios del aceite comestible, azúcar, frijol, arroz, avena, harina de maíz, harina de trigo, leche, huevo, carne de cerdo y pollo siguen aumentando a un ritmo mayor que el resto de la economía; es decir, el aumento generalizado de los alimentos impacta en el bienestar de los mexicanos, sobre todo de los estratos más pobres.

“Con menores ingresos e incremento en los costos de producción, aderezado con la ausencia de financiamiento, la solución para los pequeños y medianos productores es no producir o incrementar la renta de sus parcelas para que, aquellos que cuentan con recursos, aprovechen las economías de escala”, expuso.

El presidente del la Federación de Colegios de Ingenieros Agrónomos de la República Mexicana, mencionó que el Banco de México, con seguridad, incrementará la tasa de interés, como lo ha resuelto el Sistema de Reserva Federal (también conocido como Reserva Federal o simplemente FED -acrónimo de Federal Reserve System-), pero, cuestionó: ¿Qué significa en el mundo real altas tasas de interés?

Explicó que por una parte se mantiene el tipo de cambio gracias a que los capitales especulativos deciden dejar sus inversiones en México, por el premio de más ganancias especulativas. Sin embargo, anoto que, para el sector productivo no es una buena noticia ya que se incrementa el costo del financiamiento.

“Por lógica, si hay incrementos en el costo del financiamiento, menos empresas querrán invertir, por lo que se frena la generación de empleos y, con este freno a la generación de empleos, disminuye el ingreso por lo que la gente compra menos y se logra un impacto marginal en el combate a la inflación”.

Sentenció que, con este escenario adverso para la salud de la economía, estamos controlando la inflación, disminuyendo el empleo; pero, advirtió, “mucho cuidado, la inflación tiene un gran ingrediente externo difícil de controlar”.

Además, acentuó que, de mantenerse la dinámica actual en el agro, los programas de combate a la inflación con estas medidas nos pueden llevar al escenario de mayor inflación, con la agravante de incrementos en el desempleo.

“Por ello, sostengo: el fantasma de la inflación con desempleo es más real que ficticio”.

Correo: guillermo.pumageneracion1979@gmail.com