Rafael Lulet 

El 24 de febrero del pasado 2017, se integra una reforma constitucional y su correlativa a la legislación secundaria publicada el primero de mayo del 2019, donde se implementa cambios a la impartición de justicia laboral en nuestro país, esto con base al artículo 100 de la misma Carta Magna, significando con ello la creación de un nuevo modelo de organización judicial en la impartición de justicia en materia laboral, por ende, desaparece la Junta Federal de Conciliación y Arbitraje así como las juntas locales para dar paso a los nuevos Juzgados de Distritos laborales. 

Dicha implementación se encuentra realizándose en la Ciudad de México así como en otros estados, sin embargo, un organismo como lo es la Junta local de Conciliación y Arbitraje donde se lleva a cabo la impartición de justicia desde décadas, ahora sus propios trabajadores son víctimas del despojo de sus fuentes de ingresos sin prestaciones ni justificación alguna, violando con ello sus derechos constitucionales referente a materia laboral, cayendo en una paradoja del gobierno de Claudia Sheinbaum. 

Cincuenta trabajadores de la Junta de Conciliación y Arbitraje de la Ciudad de México han sido despedidos hasta el momento, y se esperan que sean unos 150 o más, dentro ellos se encuentran: conciliadores, secretarios de Acuerdos, dictaminadores así como personal de estructura administrativa, quienes han sido y serán cesados sin el derecho a la liquidación de Ley, previo apertura de los nuevos Juzgados laborales y Centros de Conciliación, y como lo comentan algunos ex trabajadores, el titular de esa institución judicial Eleazar Rubio, los engañó con asegurarles su estabilidad laboral cuando, eso era una mentira, debido a haber sido despedidos de esta manera y en espera de otros compañeros suyos, sin agregar a los sindicalizados porque también se encuentran bajo ese mismo riesgo. 

¿Cuánto se va a ahorrar la Junta Local de la Ciudad de México, bajo la directriz de Eleazar Rubio Aldarán?, y sobre todo ¿A quién le va a llegar ese recurso que por Ley le pertenece a los ahora desempleados de dicho organismo?, el engaño estuvo según lo comentan, en haberles prometido integrarlos a la nueva estructura aunque se manejó un sueldo diferente, o sea, más bajo en comparación a como se encontraban antes, por mencionar un ejemplo de 24 mil pesos a 18 mil pesos mensuales, pero eso no les importaba si continuaban con su fuente de ingresos para sus familias, aunque a cambio de ello recibieron en sus manos el formato de renuncia sin derecho a indemnización con el mensaje de “quien lo acepte todavía podrá cobrar su última quincena de este 30 de septiembre”. 

Trabajadores de hasta 35 años de servicios, se ven envueltos en una injusta rescisión laboral por culpa del gobierno de Claudia Sheinbaum, a través del titular de la Junta Local de Conciliación y Arbitraje, quien apenas tiene en su cargo 8 meses, después de haber sido diputado local por el partido Morena, designado a dicho organismo por el mismo presidente de la República López Obrador y aprobado por la jefa de Gobierno.  

“En casa del herrero, azadón de palo”, exponen algunos de los afectados, sin embargo, esto tiende a generar graves problemas a varios capitalinos quienes han presentado sus solicitudes ante dicha junta y se verán perjudicados por los despidos llevado a cabo por Eleazar Rubio, siendo aproximadamente 135 mil expedientes en espera de resolución generando un grave rezago y con ello, perjuicios para aquellos trabajadores que demandaron a sus patrones donde la mayoría tienen más de un año y no pueden recibir justicia laboral.