Pedro Flores  

Mucho recordamos aquella frase dicha por el actual presidente Andrés Manuel López Obrador, el 30 de abril de 2019, cuando externó; niñas y niños de México serán atendidos con privilegio, dicho privilegio, según la UNICEF, nos ha llevado a ocupar el segundo lugar a nivel mundial en desapariciones, seguido de Irak, de acuerdo con el informe del pasado 22 de agosto, en otras palabras, tenemos medalla de plata en este rubro, con 14 desapariciones cada día de menores, un caso cada dos horas.  

Este gobierno descobijó a los niños que antes se beneficiaban con diversos tipos de ayuda entre ellos las guarderías, en la actualidad hay 19 mil 445 menores, quienes desaparecieron durante el año 2021, y que siguen sin ser ubicados, mismos que son robados para explotación sexual, venta y tráfico de órganos, denunció Guillermo Gutiérrez Romero, presidente de la Fundación Nacional de Investigaciones de Niños Robados y Desaparecidos.       

Durante el 2021, diariamente desaparecieron 14 niñas, niños y adolescentes en México, de acuerdo con datos preliminares de la Red por los Derechos de la Infancia en México (REDIM). Quien en un documento señala que entre enero y noviembre de 2021, en todo el país se documentaron 2 mil 240 homicidios de menores de edad -994 dolosos y mil 246 culposos-. En 728 de ellos, es decir, el 32.5%, los menores perdieron la vida a causa de un arma de fuego.  

Pero no sólo es la explotación sexual, que en nuestro país se estima en 500 mil casos, de los cuales alrededor de 70 mil son menores de edad y que en nuestro país existen 47 grupos de delincuencia organizada involucrados en la trata de personas para fines sexuales y laborales, de acuerdo con una investigación para el Instituto Belisario Domínguez del Senado de la República, sino también el tráfico de órganos.  

“Desgraciadamente en México es más importante señalar a los senadores que están en contra del autoritarismo presidencial que una labor real en contra de las desapariciones, la explotación sexual y el tráfico de órganos simplemente al gobierno mexicano no le interesa y mientras siga la política de abrazos y no balazos no pasa nada y eso les da luz verde a los secuestradores para que sigan llevándose a los niños”, dijo Guillermo Gutiérrez Romero.  

El citado presidente de la Fundación Nacional de Investigaciones de Niños Robados y Desaparecidos, agregó que: “El tráfico de niños y de personas es el tercer negocio más lucrativo a nivel mundial después del tráfico de armas y de drogas, cuyo mercado representa cerca de los 32 millones de dólares anuales”, explicó. Añadió “el número de niñas y niños que son desaparecidos cada año a nivel mundial para la trata es de un millón 2 mil de acuerdo con la UNICEF”,        

Gutiérrez Romero informó que en México se desconoce la cifra exacta de cuántos de los niños que son robados se destinan al tráfico de órganos, autoridades de Estados Unidos y de Francia tienen identificado perfectamente el modus operandi de las bandas delictivas. “Los órganos de los niños no se los llevan de México en contenedores o hieleras, eso es ciencia ficción. Se los llevan vivos a Estados Unidos, estando allá hay clínicas y médicos corruptos que por miles de dólares los operan y les extraen todos los órganos. La prueba de que existe el tráfico de órganos. 

El problema del tráfico de órganos de niños mexicanos hacia Estados Unidos ha cobrado visibilidad durante la última semana cuando fue denunciado por El Vaticano en el editorial del diario L’Osservatore Romano.  

Pero vamos bien, desgraciadamente los niños no votan para que sean mejor atendidos por las autoridades.