Sin Línea / ¿Un Ariel para la FGR? Sí, pero…¡marrulla!

0
12

José Sánchez López

En seguimiento a la frecuencia del sindicalismo en la otrora Procuraduría General de la República, ahora renovada Fiscalía, nos cuentan que el señor ARIEL PACHECO CASTRO, que a toda costa pretende crear “su sindicato patito”, es todo un estuche de monerías, con un historial nada recomendable para la institución y menos para los trabajadores, algunos de los cuales todavía están pagando las consecuencias de las trapacerías de este “iluminado líder”.

PACHECO CASTRO, junto con ROGELIO VITE SALINAS, tratan de convencer a cierto número de empleados de la FGR respecto a la necesidad de que haya un sindicato más que “de veras los defienda y que sólo ellos pueden hacerlo”.

Cabe hacer notar que ya existen dos organizaciones sindicales debidamente constituídas, una mayoritaria y otra minoritaria, que abarcan el total de empleados sindicalizados, más de 2 mil, pero ARIEL y ROGELIO intentan por todos los medios que el Tribunal Federal de Concialiación y Arbitraje, cuyo titular es el magistrado presidente, PLÁCIDO HUMBERTO MORALES VÁZQUEZ, apruebe la creación de “su sindicato” y lo más grave, es que sí hay algunos trabajadores que se lo creen.

Dicen que la memoria es flaca y todo parece indicar que la amnesia afecta a cierta parte de los empleados federales, pues parece que ya no recuerdan lo ocurrido entre 2007 y 2008, cuando ARIEL formaba parte del sindicato mayoritario bajo el cargo de secretario de Vivienda.

El modus operandi de los trastupijes de ARIEL y contlapaches, señalan nuestras fuentes, era simple:

Cuando se otorgaba crédito a algún empleado para vivienda, por tal o cual cantidad, ARIEL se ofrecía para conseguirles una mayor cifra, a través de alguna de las “sofoles” (Sociedad Financiera de Objeto Limitado, de carácter privado).

Claro, el favor no era gratuito.

Para empezar, pedía cierta cantidad para invitar al directivo de la financiera y a un funcionario del FOVISSSTE a comer “y los señores no comen en cualquier parte”, de tal suerte que el comienzo del trámite para los urgidos de una lugar digno para vivir, no resultaba barato.

Si el crédito era de 300 mil pesos, ARIEL, que aseguraba hacerse cargo de todos los trámites, les conseguía un poco más, pero de manera fraudulenta, sin cubrir todos los requerimientos legales y con su consabido tanto por ciento.

Conforme se elevaba la cantidad, también el porcentaje aumentaba, situación que aceptaban sin cuestionamientos los empleados que todo lo daban con tal de obtener su casa.

De esa manera defradó a cientos de trabajadores, pero cuando se descubrieron las maniobras ilícitas de ARIEL, en colusión con alguna de las “sofoces”, el FOVISSSTE, que no participaba en las estafas, formuló su queja y dieron comenzó las investigaciones.

Es más que sabido que el hilo se rompe por lo más delgado así que los paganos fueron los trabajadores muchos de los cuales aún están sujetos a cubrir los créditos “inflados”, incluso se dieron detenciones y consignaciones.

Referente al vivo de ARIEL, que supo cuidarse muy bien, lo único que se pudo hacer fue echarlo vergonzosamente del sindicato, pero hasta ahí. Buscó acomodo enseguida y ahora quiere su sindicato.

¿Con esa clase de “luchadores sociales”, suponen los trabajadores que realmente velarán por sus intereses?

Por otra parte, de darse la aprobación del nuevo sindicato, hipótesis más que remota, se daría la posibilidad de que desaparecería el sindicato minoritario.

Luego no digan que no se les anticipóCON ESA YUNTA NOMÁS NO ARAMOS.AU REVOIR. joebotlle@gmail.com

Dejar respuesta

Please enter your comment!
Please enter your name here