A bordo de su trineo tirado por renos, Santa Claus ya comenzó a repartir regalos a los niños que se han portado bien este año, según el rastreo que hace el Comando de Defensa Aeroespacial de Norteamérica (Norad).

Desde hace 68 años, esta organización militar para el control aéreo de Estados Unidos y Canadá sigue cada Nochebuena los pasos de Santa Claus, que visita primero Nueva Zelanda y Australia, donde anochece antes, y luego continúa por Asia, África y Europa para terminar en América.

Para que los más pequeños de la casa puedan seguir en tiempo real a Santa Claus, el Norad habilitó un año más la web www.noradsanta.org con un mapa donde se le puede ver saltar de continente en continente.

La página, que está disponible en nueve idiomas – inglés, español, alemán, francés, italiano, portugués, chino, japonés y coreano- también indica cuántos minutos quedan para su próxima parada y contiene un contador de regalos repartidos.

Santa Claus ya repartió millones de regalos a los niños de Australia y Nueva Zelanda, donde anochece antes, y se dirige hacia Japón.