La diputada del Partido Verde Teresa Ramos Arreola propuso en Pleno reformar la Ley de Residuos Sólidos para multar hasta con 16 mil pesos a quien arroje chicles en las calles.

La propuesta establece una sanción mínima de mil 689 y un máximo de 16 mil 898.

“Esto implica un alto riesgo sanitario y ambiental, aunado al alto costo de su limpieza, causando un detrimento en la salud de la población y la imagen urbana”, abundó Ramos Arreola.

“En la Ciudad podemos señalar que aproximadamente el 20 por ciento de la superficie del Centro Histórico está repleto de chicles”.

Fuente: Reforma

Dejar respuesta

Please enter your comment!
Please enter your name here