El presidente de Bolivia, Evo Morales, presentó hoy un decálogo que declara «prioridad nacional» la lucha contra el feminicidio y la violencia hacia a las mujeres ante el creciente número de muertes por violencia de género.

El mandatario boliviano explicó, en una conferencia de prensa en el Palacio de Gobierno de la ciudad de La Paz, que para la implementación de este decálogo se modificó el decreto 1347 de 2012.

El documento establece que un porcentaje del presupuesto de seguridad ciudadana se destine a la lucha contra la violencia hacia la mujer, así como a prevenirla desde el sistema educativo, con la participación de padres de familia y maestros.

Plantea que distintas instituciones trabajen de manera integral para eliminar la impunidad y acelerar el acceso a la justicia, además de promover desde la familia una cultura con valores y corresponsabilidad.

Establece un pacto para avanzar en la construcción de una cultura de la no violencia hacia las mujeres y la niñez, así como con gobernaciones y municipios orientado a fortalecer servicios a este sector de la población que sufre violencia.

Otra vertiente del pacto es con empresas privadas para generar un clima laboral libre de violencia, así como con organizaciones sociales para que se constituyan en promotoras y vigilantes en esta lucha.

Se determinó, asimismo, efectuar un estudio sobre la posibilidad de considerar el feminicidio como delito de extrema gravedad y lesa humanidad.

Bolivia ha registrado en lo que va del año al menos 73 casos de feminicidio, según el reporte del Ministerio Público difundido el pasado 12 de julio.

Dejar respuesta

Please enter your comment!
Please enter your name here