Múltiples locales y puestos del Centro Histórico de la Ciudad de México han reabierto al público a pesar de las restricciones impuestas por las autoridades ante la crisis del SARS-CoV-2, por la necesidad de generar ingresos y poder sobrevivir.

Las calles del casco histórico capitalino, que hace algunas semanas estaban prácticamente desiertas, hoy parece que no padezcan una pandemia que se ha llevado la vida de más de 14 mil personas en México.

“Es por la crisis económica. Las autoridades cierran pero la gente no es de muchos recursos, van al día para sacar para sus gastos, medicinas… para comer. La gente no aguanta más esto de la pandemia. Tenemos que salir a buscar qué comer”, explicó, Gabriel Sánchez, propietario de una pequeña tienda de artículos de limpieza del centro histórico.

Y Don Gaby (nombre también del comercio) tuvo la suerte de que, por vender productos indispensables como lejía, jabones y desinfectantes, no ha tenido que cerrar su tienda pero sí ha vivido las semanas en las que las calles estaban vacías mientras él y el resto de comerciantes del barrio esperaban a que llegaran clientes.

“Ha bajado bastante (la afluencia de clientes). Incluso meses atrás, cuando empezó todo, se desapareció la gente, todo estaba vacío pero la gente ya no aguanta lo mismo… Tienen que buscar para comer y ¿de dónde van a sacar?”, explicó Don Gaby en referencia a la reciente reapertura de múltiples puestos en las calles del centro.

Dejar respuesta

Please enter your comment!
Please enter your name here