Marta Obeso

El haber iniciado una #NuevaNormalidad después de la conclusión de la Jornada Nacional de Sana Distancia, no es una invitación a regresar al trabajo y reactivar la actividad económica en México, respondió el Dr. Hugo López-Gatell Ramírez, subsecretario de Prevención y Promoción de la Salud.

La pandemia del virus SARS-CoV-2 ha registrado el máximo crecimiento en el número de contagios y muertes, justo en el inicio de la #NuevaNormalidad durante la primera semana de junio, tiempo en que el Presidente de México decidió realizar una gira de trabajo por el sur del país, haciendo inminente el retorno a la vida laboral.

Es por esto que durante la Conferencia de Prensa número 100 se le preguntó al epidemiólogo si ¿Existe alguna evidencia científica que justifique el regreso al trabajo y a la actividad económica, en pleno ascenso de la curva de contagios de COVID-19?, a lo que López-Gatell respondió: “Espero que nadie esté invitando a las mexicanas y a los mexicanos a salir en este momento de sus casas. El Gobierno de México no lo está haciendo; no hay razón alguna para que este momento en el que el país completo está en semáforo rojo se abran las actividades no esenciales o se comiencen a realizar actividades en el espacio público”

En este sentido reconoció que durante la primera semana de este proceso denominado #NuevaNormalidad, se ve con cierta inquietud que varios medios de noticias, incluso algunos periódicos de circulación nacional dicen lo anterior y, esto es falso. “Así de simple, es falso… he visto que dicen: abren el país, abren las actividades cuando estamos en la máxima transmisión. Quien quiera que diga esto, está diciendo una mentira”.

Respecto a la percepción de que hablar de una #NuevaNormalidad provoque la percepción de que podremos regresar a nuestra vida cotidiana, López-Gatell explicó, “que puede ser que alguien piensa que ya deben estar abiertos todos los centros de trabajo, alguien piensa que las escuelas van abrir mañana, alguien piensa que ya se puede tener congregaciones en el espacio público, alguien piensa que los cines, teatros, conciertos, playas van abrir mañana. Por favor. No”. 

El epidemiólogo pidió que “nadie se confunda con esta idea, es falsa que es inadecuada”. Mientras el Semáforo de Riesgo COVID-19 se encuentre en color rojo, nos encontraremos en el máximo riesgo de transmisión, detalló.

En estos momentos México se encuentra con una alta probabilidad de contagio por el virus que causa el COVID-19 y, aunque en algunas entidades la tendencia de la epidemia pueda ser estable, como en Tamaulipas, Veracruz, Oaxaca y Quintana Roo, esta directriz sigue siento establemente alta, destacó el epidemiólogo

Citó como ejemplo que en algunas entidades que se encuentran con semáforo en rojo, los hoteles podrán trabajar al 25% de su ocupación, “no para hacer turismo, no para irse de vacaciones, esto porque hay actividades esenciales laborales que requieren alojamiento de los trabajadores que tienen misiones específicas.”

En los hoteles en los que se reactive la actividad al 25%, no habrá servicio de restaurante, aclaró el subsecretario. “Gimnasios, albercas, centros deportivos, centros de masajes, spas, seguirán suspendidos; asimismo iglesias, sinagogas, centros de culto religioso, centros comerciales, no podrán abrir”.

Reiteró que sólo las actividades esenciales como mercados, seguirán funcionando con un aforo máximo del 50% y con una persona por familia.

Para finalizar insistió en que “Nadie se confunda con la idea de que, en este momento, que tenemos la máxima intensidad de la epidemia, pasamos a abrir los espacios públicos. Cuando sí va a ocurrir: será estado por estado y de acuerdo al cambio de la coloración del semáforo. Cuando se pase anaranjado se podrán abrir algunas de las actividades no esenciales, cuando se pase al amarillo, se podrán abrir otra y todo el Sistema Nacional Educativo solo abrirá en color verde.”

Sí en este “momento las personas salen al espacio público para trabajar o para socializar o para congregarse por cualquier razón, aumentará el número de encuentros entre personas, aumentará y aumentará el número de contagios, porque la probabilidad es se encuentre una o más personas contagiadas con una o más susceptibles, esto llevará a que se tengan los contagios. Si ocurren más contagios van a ocurrir más casos, si ocurren más casos ocurrirá que más personas requieran hospitalización. Si ocurren que más personas requieran hospitalización y ésta tienen una condición suficientemente grave, también aumentarán las muertes y no queremos que pase esto.”

Dejar respuesta

Please enter your comment!
Please enter your name here