México sigue inmerso en una gran crisis de derechos humanos de la que no logró recuperarse en 2020 a pesar del discurso del presidente Andrés Manuel López Obrador, quien asegura que en su Administración estos son respetados, dijo este miércoles a Efe, Erika Guevara, directora para las Américas de Amnistía Internacional (AI).

“México continúa atravesando una de las peores crisis en materia de derechos humanos en todo el hemisferio. En 2020 continúa siendo el país más peligroso para el periodismo, y ocupa uno de los primeros lugares en los países más peligrosos para las personas defensoras de derechos humanos”, explicó la experta.

El informe anual de Amnistía expone la situación de los derechos humanos de 21 países del continente americano, entre los que se encuentra México. Además, incluye un análisis final de las tendencias y de los temas de mayor impacto, en este caso recogiendo la situación de 2020 y de lo que va de 2021.

De acuerdo a Guevara, el análisis de AI concluyó que las referencias del presidente al fin de la corrupción, la impunidad y el incumplimiento de los derechos humanos no están traduciéndose en un México pacificado, contribuyendo a ello “la militarización“.

“Vemos todo lo contrario. Se ha ido consolidado la política militarizada en respuesta a la seguridad pública. La Guardia Nacional sigue asumiendo funciones de seguridad pública. Vemos ahora incluso que ha sido desplegada a las fronteras para control migratorio, violentando derechos humanos de las personas”, sentenció Guevara.

Dejar respuesta

Please enter your comment!
Please enter your name here