Los gobiernos de México y Argentina solicitaron que los países de ingresos medios puedan aprovechar la nueva asignación proporcional de los derechos especiales de giro del Fondo Monetario Internacional (FMI).

Ambos países presentaron dos propuestas para evitar que la crisis económica y sanitaria se convierta en una crisis de deuda en el mediano plazo.

En el marco de la Reunión de Ministros de Finanzas y Gobernadores de Bancos Centrales del G20, México y Argentina coincidieron en que es necesario evaluar el efecto de la pandemia, así como el alcance y rango de los nuevos mecanismos de apoyo que están siendo discutidos, para promover la recuperación económica de los países de ingresos bajos y medios.

Aunque el crecimiento de los niveles de deuda se ha dado en prácticamente todos los países del mundo, se advierten distintos escenarios.

Para algunos países, con tasas históricamente bajas –o incluso negativas–, esto no ha sido especialmente desafiante. Por otra parte, las naciones más pobres han requerido del apoyo de la comunidad internacional, tal como la iniciativa de suspensión del servicio de la deuda, y de manera reciente, la nueva asignación de derechos especiales de giro”, destacaron.

Dejar respuesta

Please enter your comment!
Please enter your name here