• Las Malas Palabras de esta semana tienen que ver con los ESCRÚPULOS, eso de lo que carecen quienes actúan de manera SUPERFICIAL, sin considerar el DAÑO que pueden causar en la sociedad sus acciones

Marta Obeso / @MartaObeso 

Sin escrúpulos, Andrés Manuel López Obrador volvió ARREMETER, de manera generalizada, contra los mexicanos que pertenecemos a la clase media, que según el Instituto Nacional de Estadística y Geografía (Inegi), somo el 40% de la población. 

Las mañaneras no dejan de ser el RING en el que el jefe del Ejecutivo busca CONFRONTAR a todos aquellos que llama sus ADVERSARIOS. Ahora ha sumado al espectro de la OPOSICIÓN, a la clase media: “un sector de la población que es aspiracionista, individualista y sin escrúpulos morales …”, dijo quién un día sí y el otro también busca EMBESTIR desde el púlpito presidencial a todos esos sectores que hemos sido bastante escrupulosos con el decir y actuar de quien nos gobierna. 

López Obrador trae “como una piedra en el zapato” a quienes con hechos y argumentos han señalado una a una cada incongruencia, mentira o verdad a medias emanadas de manera improvisada de lo que parece ser una estrategia propagandística con la que ha logrado POLARIZAR a la sociedad. 

Cada vez más ESCÉPTICOS, la ciudadanía se aleja del interés en participar en el debate que permita poner en la mesa de discusión, los temas que verdaderamente nos interesan cono nación y, ¿cómo no?, si cada día vemos en Palacio Nacional a un sujeto que, sin la menor preocupación, DENOSTA a diestra y siniestra a quienes desearíamos ver a un mandatario prolijo, capaz de encabezar acciones políticas que permitan el desarrollo armónico y ordenado de una sociedad CANSADA de tenernos que resignar a la BANALIDAD con la que gobierna.        

Una persona sin escrúpulos es precisamente esa que se muestra halagadora y asegura ser honesta, cuando evidentemente no lo es. Un ser sin escrúpulos es ese que dice lo que sus seguidores quieren escuchar, aunque todos sepan que es MENTIRA. 

La INCONCIENCIA con la que cada día López Obrador ARREMETE contra quienes considera sus adversarios, lo convierte en un ser sin escrúpulos; peor que esos clasemedieros que aspiramos a ver aún mandatario ocupado en resolver los verdaderos problemas que nos tienen estancados como nación. 

López Obrador conoce muy bien el comportamiento de sus adversarios, pero ha decidido IGNORAR lo que está sucediendo con él mismo. Cada vez que “con la espada desenvainada” SEÑALA, ACUSA, CULPA y RETA a quienes llama sus ENEMIGOS, Andrés Manuel hace una clara descripción de él mismo. 

Es importante recordar al señor López que él vive en Palacio Nacional gracias al voto de más de 30 millones de mexicanos, muchos de ellos de clase media. Más de 30 millones de mexicanos que le brindaron su confianza y que hoy ven el DESCARO con el que el señor López aprovecha el PODER para, sin escrúpulos, asumir un comportamiento MAQUIAVÉLICO con el que nos ha mostrado el gran potencial que tiene para aprovecharse de la buena voluntad de sus seguidores y avanzar en el camino de sus objetivos, sin considerar el daño que causa cada vez que busca confrontar a los mexicanos.     

martaobeso@esferanoticias.com