La Columna / Zamora, la ciudad del miedo

0
119

José Cruz Delgado

El terror se ha apoderado de los habitantes de Zamora, luego que la madrugada del domingo ingresara un convoy con gente armada y asesinaran a cuatro agentes y dejara varios más heridos.

Pero no fue solo eso sino que también causara daño a las instalaciones eléctricas y dejara sin energía a varias colonias lo que aumentó más y miedo.

Fueron decenas de camionetas con gente armada las que hicieron acto de presencia en la cabecera municipal de Zamora y balearan la casa del regidor con licencia y secretario del Ayuntamiento, David Martínez Gowman.

La Secretaría de Seguridad Pública (SSP), reforzó la vigilancia en esa región, en coordinación con las diferentes corporaciones de seguridad, a la par, el municipio es monitoreado por medio de las cámaras del Centro Estatal de Comando, Comunicaciones, Cómputo, Control, Coordinación e Inteligencia (C5i), para atender de manera inmediata cualquier emergencia.

Ante estos hechos el gobernador Silvano Aureoles Conejo anunció la puesta en marcha de la estrategia de seguridad.

El viernes por la mañana fueron encontradas en varios puntos de la ciudad de Zamora varias mantas con mensajes muy comprometedores dirigidos a las autoridadesmunicipales.

El primero 1 de octubre del año pasado, Silvano Aureoles Conejo acusó a Martín Samaguey, presidente municipal de Zamora y al entonces director de Seguridad Pública de tener nexos con el crimen organizado y expresó dijo que ambos, Samaguey y el jefe policiaco deberían estar en la cárcel, pero no pasó de ahí.

Incluso, el gobernador Silvano Aureoles Conejo dijo que en Zamora los casos de delincuencia aumentaron un 40 desde que entró en funciones el nuevo gobierno municipal, encabezado por Martín Samaguey.

En entregas anteriores comentamos que Zamora y Uruapan eran las ciudades más peligrosas del país por la ola de inseguridad, pero ambos alcaldes han sido omisos.

La inseguridad también está presente en la región de la Huacana, pues civiles retuvo a un grupo de elementos del Ejército Mexicano, luego de que realizaran como represalia de un decomiso de armas a presuntos autodefensas.

Además, civiles realizaron bloqueos carreteros en Zicuirán y el Chauz, pertenecientes al municipio de la Huacana, ello, luego una balacera entre militares y presuntos sicarios cuyo saldo fuer de dos civiles que al parecer no tenían nada que ver en refriega fueron alcanzados por balas perdidas, lo que desató la molestia de la gente.

El gobierno de Michoacán condenó los hechos en Zamora y exigió a la federación “atención inmediata” del tema.

En su cuenta en la red social Twitter, la Secretaría de Gobierno de Michoacán emitió dos mensajes: uno en el que, a nombre del Gobierno de Michoacán, “condena los hechos ocurridos en la madrugada del día domingo en el municipio de Zamora”, en el que se informa que “Por instrucciones del Gobernador @Silvano_A, la @MICHOACANSSP ha implementado un operativo en la zona para dar con los responsables y llevarlos ante la justicia”.

En otro mensajesseñalaque: “Este suceso refleja una problemática nacional que exige más que nunca la coordinación de los tres niveles de gobierno y la atención inmediata del @GobiernoMX. En Michoacán no habrá paso a la impunidad ni a la delincuencia”.

Efectivamente, estos hechos reflejan que la seguridad es un tema fallido por parte de la Federación, que su secretario de Seguridad le ha fallado al presidente, que a los mexicanos les está dando atole con el dedo.

Zamora y Uruapan, siguen siendo las ciudades más inseguras y violentas de Michoacán, donde los homicidios dolosos han aumentado considerablemente este año convirtiéndose en las “ciudades del miedo”

Las ejecuciones en Uruapan y Zamora es el pan de cada día, hay miedo entre los ciudadanos porque no saben en qué momento se suscitarán las balaceras.

Zamora y Uruapan la situación es la misma, mientas que en Morelia la percepción de los ciudadanos es de inseguridad.

Pero eso no es todo, pues la violencia está propiciando el desplazamiento de familias a Estados Unidos o al interior del país

En 2016, de acuerdo con un informe de “Desplazamiento Interno Forzado en México” elaborado por la Comisión Mexicana de Defensa y Promoción de los Derechos Humanos (CMDPDH), al menos 10 mil personas dejaron sus lugares de origen en un evento masivo registrado en el 2015.

Los que huyen a la Unión Americana abandonan lo poco lo que tienen o lo rematan y al no poder cruzar la frontera se asientan en ciudades como Tijuana y lugares aledaños y trabajan en lo que sea con tal de no regresar a sus lugares de origen por temor a la violencia e inseguridad.

Ojalá que la estrategia de seguridad impulsada por gobierno estatal en la región de Zamora dé buenos resultados, al menos eso espera la ciudadanía, sobre todo el gobierno federal deje de lado los revanchismos políticos y se avoque en el tema, claro, en coordinación con los demás órdenes de gobierno.

Dejar respuesta

Please enter your comment!
Please enter your name here