Por unanimidad, el Tribunal Electoral del Poder Judicial de la Federación (TEPJF) determinó que los mensajes de los 100 primeros días del presidente de México, Andrés Manuel López Obrador, así como los informes de Gobierno en abril y junio de 2019, corresponden a la definición de propaganda por su naturaleza jurídica.

Señaló, además, que corresponden a actos violatorios de la Constitución en tiempos electorales.

El Pleno del TEPJF en sesión remota, también analiza la naturaleza de las conferencias matutinas del presidente López Obrador para, en su caso, emitir alguna sanción al respecto.