La Comisión Nacional de Derechos Humanos (CNDH) abrió una investigación de oficio por la muerte de un migrante guatemalteco en un retén del Ejército en Chiapas.

Indagará posibles actos u omisiones cometidos por parte de servidores públicos de la Secretaría de la Defensa Nacional (Sedena) “que por su naturaleza pudieran resultar de especial gravedad y constituir violaciones a los derechos humanos”.

La CNDH agregó en un comunicado que solicitará información a la autoridad involucrada en la muerte del migrante guatemalteco para que, en su momento, emita el pronunciamiento que conforme a derecho corresponda.

Elvin Mazariegos Pérez murió víctima de impactos de bala en cuello y tórax al intentar evadir un retén del Ejército en Mazapa de Madero, Chiapas.

El general Luis Cresencio Sandoval, secretario de la Defensa Nacional, confirmó que los disparos provinieron de un elemento de la VII Región Militar, mismo quien ya está a disposición el Ministerio Público Federal para las diligencias necesarias.