La falta de actividad física y los malos hábitos nutricionales en los niños, generados por las restricciones de la pandemia del COVID-19, pueden traer desórdenes en su crecimiento, alertaron médicos y expertos peruanos en una conferencia virtual.

El hecho de que la pandemia solo afecte al 1.7 por ciento de menores de edad “no hace que sean inmunes a problemas colaterales, como la ansiedad, el estrés, el insomnio”, como también “los problemas de postura, visuales, obesidad, poco crecimiento y desnutrición”, afirmó la endocrinóloga pediatra Paola Pinto.

La experta explicó en la conferencia virtual ‘Alteración del crecimiento en niños ¿Otra consecuencia de la pandemia?’ que los índices de pobreza y pobreza extrema subieron en Perú en 2020 a 30 por ciento y 5.1 por ciento, respectivamente, y actualmente en cada familia hay un integrante que tiene algún daño nutricional.

En el caso de los niños, 43 por ciento de los menores de 36 meses presentan anemia en Perú, y a la par el país andino sigue la tendencia mundial del incremento de la obesidad en menores de 5 años, señaló Pinto.

La también integrante de la Sociedad Latinoamericana de Endocrinología Pediátrica alertó que el 15 por ciento de infantes obesos se convertirá en adultos obesos, lo que acarrea una serie de problemas en su salud crónica a futuro.