• Homicidios dolosos aumentaron un 2.29% anual en el mes de octubre pasado, con lo que alcanzó los 2 mil 766 asesinatos y se convirtió en el segundo más violento de 2022 
  • De las 10 ciudades con más delitos de este tipo registrados con armas de fuego, tres pertenecen al estado de Guanajuato 

María Escalante García  

El número de homicidios dolosos en México aumentó un 2.29% anual en el mes de octubre pasado, con lo que alcanzó los 2 mil 766 asesinatos y se convierte en el segundo mes más violento de 2022 hasta ahora, así lo informó este martes la Secretaría de Seguridad y Protección Ciudadana (SSPC). 

De acuerdo con los datos del pasado mes de octubre se comparan con los 2 mil 704 homicidios del mismo mes de 2021, y también implican un incremento mensual del 4.57 por ciento frente a los 2 mil 645 asesinatos de septiembre pasado. 

Los homicidios registrados en octubre se encuentran sólo por debajo de los 2 mil 827 reportados en mayo pasado, el mes con más víctimas en lo que va de 2022, esto de acuerdo con la información que exhibió Rosa Icela Rodríguez, secretaria de Seguridad y Protección Ciudadana, en la “mañanera” de este martes desde Palacio Nacional. 

«En el caso del homicidio doloso, durante octubre se registró un leve repunte, sin embargo, en los primeros 20 días de noviembre, tenemos una importante disminución, la estimación es 2 mil 395 víctimas, esto es 22 por ciento menos que el máximo histórico de 2018», explicó Rodríguez. 

Con estas cifras, se contabilizó un total de 26 mil 119 víctimas de asesinato, una media de 86 diarias, en los primeros 10 meses de 2022, una disminución de 7.1 por ciento frente al periodo de enero a octubre de 2021, cuando se registraron 28 mil 110, un promedio diario de 92. 

¿Crímenes a la baja? 

Pese a estos datos, la secretaria de Seguridad Rosa Icela Rodríguez apuntó que hubo una disminución de 27.3 por ciento en los delitos del fuero federal. «En general obtuvimos reducciones en la mayoría de los delitos federales», defendió. 

Asimismo, la titular apuntó disminuciones interanuales hasta octubre de 22.6 por ciento en los delitos fiscales, de 16 por ciento en crímenes contra la salud (relacionados con las drogas), y de 15.3 por ciento en delitos financieros, pero reconoció aumentos de 5.4 por ciento en delitos con armas de fuego y de 9.8 por ciento en delitos patrimoniales. 

Feminicidios  

Con respecto a los feminicidios, es decir, los asesinatos de mujeres por razones de género, afirmó que se disminuyó el 33.6 por ciento en octubre frente al comienzo del sexenio de López Obrador, pero no detalló cuántos ocurrieron en octubre. 

Por otra parte, argumentó que «la mayoría de los delitos del fuero común van a la baja. El robo total ha bajado durante este gobierno, según el reporte de las fiscalías estatales, un 18 por ciento». 

Explico también las caídas interanuales hasta octubre de 2 por ciento en robo a negocio, 0.2 por ciento en robo a casa habitación, y de 0.1 por ciento en robo a transportista. «En resumen, hay una baja visible en la mayoría de los delitos en nuestro país», señaló. 

Guanajuato no cesa violencia 

De las 10 ciudades con más homicidios dolosos registrados en México con armas de fuego, tres pertenecen al estado de Guanajuato. Así lo dan a conocer las cifras del Secretariado Ejecutivo del Sistema Nacional de Seguridad Pública en su corte al mes de octubre. 

Del top 10 de estas ciudades, León se encuentra en la segunda posición con 404 carpetas de investigación por homicidios con armas de fuego; Celaya se coloca en el cuarto lugar con 321 averiguaciones e Irapuato está en el noveno con 193. 

El Secretariado Ejecutivo del Sistema Nacional de Seguridad Pública también reporta que en Guanajuato de enero a octubre del 2022 se reportaron 2 mil 176 averiguaciones por homicidio doloso, mil 787 por arma de fuego, 44 por arma blanca y 345 con otros elementos no especificados. 

Pese al contexto de violencia que se vive en la entidad, mismo que es atribuido a la pelea entre grupos criminales por el territorio guanajuatenses, las autoridades han presumido una disminución en los homicidios dolosos.