• Menor nunca recibió ayuda psicológica oportuna, el ambiente familiar es un aspecto a considerar, más no determinante
  • Autoridades mexicanas sin interés en detener tráfico ilegal de armas que proviene de EU y que se compran en cualquier lugar

María Escalante García

Hace pocos días una noticia conmocionó a México, en el Colegio Cervantes ubicado en Torreón, Coahuila, José Ángel, un niño de 11 años asesinó a su maestra, hirió a seis personas más y después se quitó la vida, las versiones acerca del actuar del alumno no se hicieron esperar, incluso se especuló la influencia de un videojuego, pero detrás de esta tragedia existe un entorno familiar poco agradable en el que se desenvolvía el menor y que nunca fue atendido a tiempo con la ayuda psicológica necesaria.

“Es importante recalcar que no se puede dar una sola respuesta o circunstancia que detone estos comportamientos en un menor, así como en adultos; se entiende que a raíz de las interacciones tanto sociales, personales y mentales, se crean estructuras que permiten a una persona actuar de una manera u otra, siendo que estas formas de conducirse pueden ser positivas o negativas como en este caso se dio”, comentó la psicóloga Ana Cristina Ortiz León.

En entrevista con Impar, la psicóloga explicó, que las estructuras que se forman, parten de la manera en cómo se percibe, se comprende y se reacciona ante situaciones como las que se presentan en este caso, teniendo una familia disfuncional y sobre todo una mala imagen de sí mismo a consecuencia de lo anterior y de la interacción en la escuela, el alumno pudo haber actuado de distinta manera; sin embargo, no fue así por la falta de atención y cooperación familiar para criarlo en un ambiente saludable.

“El ambiente familiar en el que se desenvolvía el menor puede ser un aspecto a considerar más no determinante, ya que esto generaría que se pensará que todo niño que vive situaciones familiares análogas repetirán el mismo patrón. La influencia social y familiar en un menor es importante en la generación de la personalidad o modos de actuar y pensar por lo que se debe tener como prioridad el cuidado del menor en estas situaciones para que no caigan en conductas autodestructivas”, aseveró la también docente de la Secretaría de Educación Pública.

Con respecto a la influencia de los videojuegos en el actuar del menor, la psicóloga señala que actualmente se tiene una gran influencia por los medios comunicativos y digitales que en su mayoría afectan la percepción de la realidad y no se puede evitar esta influencia del todo, sino controlarla de tal manera que no se convierta en la realidad del usuario. “De lo contrario se pueden llegar a estas conclusiones que solo evaden la responsabilidad de las personas en la adquisición de actitudes y valores”.

Señales de alerta

La docente destaca que es importante observar los comportamientos del alumno tanto en el aula como en la interacción con sus compañeros, detectar conductas agresivas o violentas, tanto física como psicológicamente. Así mismo, como profesor es un foco de alerta el averiguar la interacción y atención de los padres con los hijos. ¿Quiénes están al pendiente del niño?, ¿Quiénes van a juntas o actividades escolares?

“De igual manera se debe identificar el modo de comunicación de los niños, actualmente se observa un incremento en el índice de niños haciendo uso de palabras altisonantes. Pero, sobre todo observar de manera más relevante el sentir del niño, cuestionarle: ¿cómo se siente?, ¿si está triste o alegre?, ¿si algo le preocupa?”, expresa la especialista en psicología.

Acerca de la prevención en estos casos la psicóloga detalla que si bien, la demanda educativa cada vez es mayor, es importante que como docentes y personas en general, se considere tener una mayor atención de lo qué pasa en el entorno; en especial, prestar más atención en qué es lo que está afectando y cómo poder solucionarlo. “Definitivamente es importante dar prioridad a la comunicación, establecer medios comunicativos de frente entre padres e hijos, docentes y niños, que exista una comunicación familiar”.

“De igual manera, como padre dar prioridad a los hijos, ya que se observa que el exceso de trabajo o la adicción a celulares y medios digitales ha afectado esta atención y pudiera ser un factor que detone situaciones lamentables”, finaliza la docente.

Otros casos en México…

En la República Mexicana se ha registrado únicamente otro caso similar al ocurrido recientemente, en ambos las balaceras fueron cometidas por estudiantes, el primer tiroteo se dio el 18 de enero de 2017, en el Colegio Americano del Noreste, en Monterrey, Nuevo León, el saldo tras el ataque fue de dos muertos y tres heridos, fuentes cercanas al victimario aseguran que anteriormente el joven había dado muestras de depresión.

En la reciente tragedia ocurrida en Torreón José Ángel vestía una camiseta con el nombre de un videojuego llamado ‘Natural Selection’, -de ahí la versión que el gobernador Miguel Ángel Riquelme dio que este videojuego había influido en el actuar del menor-, pero además de esta misma manera vestía Eric Harris cuando atacó una escuela en Columbine, Estados Unidos el cual dejó 13 muertos.

El fácil acceso a las armas

Las armas de fuego que utilizó el alumno en el ataque de Torreón, eran de calibre .22, la otra .40 y eran propiedad del abuelo del menor, el cual no contaba con permiso para tenerlas, incluso la última arma es muy popular en Estados Unidos, sin embargo, en México es de uso exclusivo del Ejército debido a su potencia.

No cabe duda que el gobierno de López Obrador debe exigirle al de Donald Trump que ‘congele’ el tráfico ilegal de armas de Estados Unidos a México, la cuestión es que la realidad en la frontera común expone una indolencia del gobierno estadounidense por hacerlo y la incapacidad de las autoridades mexicanas para contenerlo.

Dejar respuesta

Please enter your comment!
Please enter your name here