• Durante el pasado mes de mayo se reportaron más de 5 millones de consultas por parte del Insabi, lo anterior representa una caída del 81% respecto al mismo periodo, pero de 2018 
  • De acuerdo con el último recuento del instituto solo se han entregado a las entidades del país 40.8% del material médico solicitado 

María Escalante García 

Durante el pasado mes de mayo se reportaron más de 5 millones de consultas por parte del Instituto de Salud para el Bienestar (Insabi), lo anterior representa una caída del 81% respecto al mismo periodo, pero de 2018, de acuerdo con datos del organismo “México Evalúa” las atenciones médicas que más disminuyeron son aquellas de atención a enfermedades crónico-degenerativas como el cáncer o VIH. 

“El Instituto Nacional de Cancerología registró tan solo 489 millones de pesos, esto es una reducción de 37 por ciento frente al mismo periodo de 2021, y el peor gasto que se tenga registrado desde 2010”, denunció Jorge Cano, investigador del Programa Gasto Público de México Evalúa. 

Agregó que esto obviamente reduce la capacidad de atención a las personas, pero también limita la creación de nueva tecnología para combatir el cáncer, por lo que se está ante una bomba de tiempo. 

Falta de medicamentos 

De acuerdo con el último recuento del Insabi, el instituto solo ha entregado a las entidades del país que se adhirieron a su compra consolidada de medicamentos el 40.8% de las piezas solicitadas, la situación ha generado molestia entre directivos del sector, que advierten que en otros años el avance era de 50% al cumplirse el primer semestre. 

Del número de piezas solicitadas por los estados en las órdenes de suministro, un total de 357 millones 045 mil 929 piezas, se les han entregado solamente 145 millones 812 mil 789. Los estados que han recibido menos de los medicamentos solicitados son Michoacán, con 28.5%; Puebla, con 28.9%, y Morelos, con 30.2%. Hay casos como Aguascalientes y Nuevo León donde no han recibido ni un solo fármaco, pero estos estados no están adheridos al Insabi y solo piden al instituto una pequeña cantidad. 

¿Subejercicio en el Insabi? 

Para la Secretaría de Salud fue aprobado un presupuesto de 76 mil 656 millones de pesos para los primeros cinco meses del año, de los cuales apenas se han ejercido 48 mil 379 millones de pesos, es decir, ha habido un subejercicio de 36.9% respecto de lo que se le programó a la dependencia que dirige Jorge Alcocer. 

Esto obedece principalmente a los retrasos de los programas más importantes de la secretaría, como Atención a la Salud y Medicamentos Gratuitos para la Población sin Seguridad Social, que está asociado al Insabi, con 34.3% de subejercicio. A este le siguieron programas como Atención a la Salud con 26.1% de subejercicio y Programa Nacional de Vacunación 73.1% de subejercicio. 

México Evalúa expresó que los subejercicios en la Secretaría de Salud han sido recurrentes en lo que va el sexenio, y en particular han tenido un impacto en la atención a los usuarios, en especial quienes no tienen acceso a la seguridad social contributiva (IMSS e ISSSTE). 

Nuevo organismo… 

El gobierno federal creará un nuevo Organismo Público Descentralizado (OPD) que se encargar del manejo de los recursos para la atención en salud, esto dejaría al Insabi con menos atribuciones. 

Cuando se anunció que la atención a la población sin seguridad social ya no la daría el Insabi, la oficina de comunicación de este Instituto señaló que se quedarían con las compras consolidadas de medicamentos y el manejo del personal, sin embargo, con la creación de este ente, el Insabi perderá más atribuciones. 

El pasado mes de abril arrancó el nuevo esquema que el gobierno federal usa, a través del IMSS Bienestar, para llevar servicios de salud a la población sin seguridad social.  Es el principio del fin del Insabi, que, a más de dos años de arrancar operaciones, no pudo cumplir con su principal tarea. 

Cuando se anunció que se eliminaría el Seguro Popular y lo sustituiría el Insabi, el gobierno federal aseguró que a través de este Instituto se llevarían servicios de salud y medicamentos gratuitos a toda la población que no contara con seguridad social, pero esto no sucedió.