• México retrocedió en los “logros de aprendizaje” en la mayoría de las áreas evaluadas, lo cual podría ocasionar que el país regrese a niveles de 2015 
  • Redujo cifra de estudiantes inscritos en ciclo escolar 2020-2021 a 32.9 millones debido a la pandemia 

María Escalante García  

México retrocedió en los “logros de aprendizaje” en la mayoría de las áreas evaluadas en el del Estudio Regional Comparativo y Explicativo (ERCE) 2019, de acuerdo a información de La Organización de las Naciones Unidas para la Educación, la Ciencia y la Cultura (Unesco). Entre la pandemia y las estrategias del gobierno de la Cuarta Transformación, en materia educativa, el país podría regresar a niveles de 2015, lo cual implicará un inminente retroceso. 

Los resultados de dicho estudio revelan que México retrocedió con respecto al anterior estudio de 2013. El estudio analizó el desempeño de 160 mil estudiantes de tercer y sexto grado de primaria de 16 países de la región. 

De no atenderse el grave retraso en educación provocado por la pandemia, el país caerá en una contracción económica y se perpetuará la desigualdad de oportunidades que ya era preocupante. A esto se suma que se corre el riesgo de que se abran las brechas de desigualdad monetaria a largo plazo, lo que también tendría efectos en el futuro del capital humano del país. 

La probabilidad de completar la escuela secundaria, en el caso de México para niñas y niños que viven en familias con nivel socioeconómico bajos, era de alrededor de 45- 50% antes de la pandemia, y bajó a alrededor de 25% con el Covid-19. 

Edna Jaime, directora general de México Evalúa, coincidió en que es preocupante que se estén abriendo las brechas en materia educativa, ya que la generación actual de estudiantes de menores ingresos puede tener un retroceso de hasta 50 años. 

Abandonan estudios 

La educación, se identificó que antes de la pandemia 33.5 millones de estudiantes entre tres y 29 años de edad estaban inscritos en el ciclo escolar 2019-2020, sin embargo, esta cifra se redujo a 32.9 millones en el siguiente ciclo escolar 2020-2021, ya con la pandemia en curso. 

Asimismo, agregó que, en el ciclo escolar actual, se tiene cifras que indican que 5.3 millones de personas en ese rango de edad no se inscribieron a la escuela por motivos de Covid-19 u otras razones fundamentalmente económicas, lo cual, coincidió en que tendrá impacto en el capital humano del país. 

Brechas socioeconómicas a largo plazo 

La pandemia representó un retraso significativo en materia de educación para los jóvenes en su etapa escolar. Estos impactos, sin embargo, no han sido iguales para todos los estratos socioeconómicos y regiones geográficas del país. 

Dichas desigualdades prometen acentuar las brechas socioeconómicas en México una vez que los jóvenes afectados lleguen a la vida laboral y se conviertan en la base de la economía nacional. 

Lo anterior no solo tendría efectos dramáticos en la capacidad de crecimiento del país para el futuro. Además, advierten los especialistas, hay retos en el corto plazo en términos de las acciones que se deben poner en marcha para evitar estas consecuencias de la pandemia y para proteger a las familias de posibles nuevos shoks de esta magnitud. 

el modelo de educación a distancia no parece haber sido suficiente para mantener el nivel educativo de los estudiantes en medio de la pandemia. Roberto Vélez director ejecutivo del Centro de Estudios Espinosa Yglesias (CEEY), señaló que el regreso a clases no significa que la formación de los alumnos podrá simplemente reanudarse como si los últimos meses hubieran estado en pausa y ahora solo se tuviera que retomar el camino. 

Son estos retrasos educativos los que tendrían el impacto más grande en la movilidad social para cuando las generaciones que ahora están en su etapa escolar lleguen a la edad adulta.