• Los mexicanos continúan resintiendo los efectos de la inflación que ni el Paquete Contra La Inflación y la Carestía ha logrado disminuir 
  • La canasta de consumo mínimo en México anotó una tasa de inflación de 8.54% al cierre del 2022 

María Escalante García  

Pese a que el presidente López Obrador aseguró en una de sus recientes conferencias mañaneras que el precio de la canasta básica ha disminuido, los mexicanos continúan resintiendo los efectos de la inflación que ni el Paquete Contra La Inflación y la Carestía (PACIC) ha logrado disminuir, de acuerdo con información del Instituto Nacional de Estadística y Geografía (Inegi) la canasta de consumo mínimo en México anotó una tasa de inflación de 8.54% al cierre del 2022.  

Lo anterior manifiesta cómo los productos y servicios de primera necesidad son los que han encarecido con más fuerza, la inflación a los consumidores cerró el 2022 en su nivel más alto para un diciembre desde hace más de dos décadas. 

El nivel de inflación al cierre del 2022 estuvo principalmente presionado el comportamiento de los precios de los agropecuarios y los alimentos procesados, así como otros bienes y servicios fundamentales para la vida como los medicamentos, artículos de higiene, la electricidad, el gas y otros servicios del hogar. 

Se espera que en el 2023 los niveles de inflación cedan moderadamente, pero todavía estarían lejanos a la meta establecida por el Banco de México (3% +/- un punto porcentual). 

Imposible costear alimentación 

En el país, cerca del 40% de las personas no pueden costear su alimentación con su ingreso laboral, de acuerdo con estimaciones del Coneval (Consejo Nacional de Evaluación de la Política de Desarrollo Social). 

Al corte de noviembre, el último dato disponible, la canasta básica alimentaria en México registró un encarecimiento de 12% respecto del mismo mes del año pasado. Este aumento es superior a la tasa de inflación general, evidenciando cómo la comida es lo que está incrementando su precio de manera más pronunciada. 

Tortillas de lo más caro  

El precio promedio en las tortillerías de la capital mexicana se ubica en 20.00 pesos por kilo, mismo precio que en la Zona Metropolitana del Valle de México. Al hablar sobre el precio en autoservicios se tiene que en la Ciudad de México se encuentra en 13.63 pesos; el precio es mayor cuando se considera el área conurbada, pues se eleva a 14.10 pesos el kilo.  

En las tortillerías de esta región mexiquense el kilogramo de tortillas se encuentra en 19.00 pesos; mientras en autoservicios se oferta en 14.17 pesos. Este encarecimiento se registró por igual en zonas urbanas y rurales, de acuerdo con el reporte del Coneval. 

El Inegi reveló que en el último mes del 2022 el Índice Nacional de Precios al Consumidor (INPC) registró una variación de 0.38% respecto al mes anterior, por lo que la inflación general anual se ubicó en 7.82%, la más alta en 22 años.  

Según las más recientes estadísticas, entre los productos que incidieron en la inflación están la electricidad, algunas frutas, el jitomate; las loncherías, fondas, torterías y taquerías; la tortilla de maíz, la gasolina de bajo octanaje, los restaurantes.  

De acuerdo con datos del propio Inegi, al cierre de 2018, cuando arrancó el gobierno del presidente Andrés Manuel López Obrador, el kilo de tortilla a nivel nacional se vendía en 14.33 pesos, lo que habla de aumentos de entre 6.00 y 12.00 pesos. 

Los precios en 2023 

De acuerdo con lo establecido en el PACIC, que incluye acuerdos entre empresas comerciantes, distribuidores y el gobierno mexicano, en conjunto, los 24 productos que conforman la canasta básica mantendrán un precio promedio de mil 39 pesos. 

En el informe más reciente de Quién es quién, que reporta los precios de los productos de primera necesidad, se registró que, por debajo del promedio, la cuenta total más baja de la canasta básica se encuentra en un establecimiento de la alcaldía Álvaro Obregón de la Ciudad de México, con un precio de 920 pesos.