• El sector hila nueve meses consecutivos en cifras rojas y no se vislumbra mejoría para el cierre del año
  • El 6.9% de la economía está concentrada en esa industria que de enero a julio perdió 3 mil 230 empleos

María Escalante García

El sector de la construcción se ha visto gravemente afectado con una caída del 2.4% a tasa anual, hilando nueve meses consecutivos de cifras rojas, la lentitud de la inversión pública podría ser un factor determinante que propicie el cierre de muchas constructoras, junto a esto el recorte previsto para el 2020 en el tema de obra pública por parte del gobierno federal ha generado un ambiente de incertidumbre y desesperación entre los empresarios.

Dicho sector comprende tipos de obras dedicadas principalmente a la edificación, construcción de obras de ingeniería civil, realización de trabajos especializados de construcción como preparación de terrenos, y a la supervisión de construcción de obras, y es de vital importancia porque aproximadamente 6.9% de la economía está concentrada en esta industria.

El tipo de obra que ha registrado cifras más bajas es el de trabajos especializados de construcción mismo que en agosto contrajo su actividad en 19.9% a tasa anual. Mientras que las obras de ingeniería civil registraron una caída del 2.4% de actividad. Únicamente el rubro con resultados positivos fue el de obras de edificación, -integra todas las viviendas, edificios comerciales e industriales-, que aumentó su actividad en 3.2%.

En este sentido también las cementeras se ven afectadas pues la desaceleración en la actividad de la construcción en México es una causa en contra para que compañías como Cementos Mexicanos (Cemex), haya registrado resultados financieros negativos del periodo que comprende de julio a septiembre de este año, con una caída en ventas y flujo operativo en dólares de 7.9% y 12.6%, en ese orden.

Constructoras obligadas a despedir personal 

El empleo en la industria de la construcción se mantiene a la baja, situación que puede agudizarse si los gobiernos tanto federal como estatales siguen sin licitar obra pública. El indicador más reciente reportado por el Inegi a través de la Encuesta Nacional de Empresas Constructoras (ENEC), describe que en julio pasado se contabilizaron únicamente 13 mil 889 puestos de trabajo, en contrasentido de 17 mil 119 fuentes laborales que había en enero de este mismo año.

Cerca de 18 de las 32 entidades en el país que cuentan con empresas de este ramo se encuentran en números rojos, debido a los subejercicios del presupuesto federal para infraestructura. Las horas trabajadas retrocedieron 5.4%, el personal ocupado en términos anuales disminuyó al 4.8%, mientras que los salarios a empleados en este sector se redujeron al 3% en julio de este año en comparación al séptimo mes del 2018, según datos de la ENEC.

A falta de obra pública, las empresas constructoras se han visto obligadas a prescindir de empleados tanto permanentes como eventuales, la mayor pérdida se observó en la plantilla de personal que depende de la empresa para la que laboraban, así como en trabajadores proporcionados por otra razón social.

El presidente de la Cámara Mexicana de la Industria de la Construcción (CMIC), José Antonio Hernández González, consideró preocupante que el Paquete Económico 2020 contemple un recorte de hasta 38 por ciento en recursos para infraestructura, ya que considera habrá un efecto negativo en la economía.

“La industria de la construcción impacta en alrededor de 73 áreas de la economía y crea un efecto multiplicador, pagas cada semana a los trabajadores, ellos compran el mercado, van al súper y obviamente eso mueve la economía, creando un efecto de riqueza, por eso esperamos que pronto se detonen las obras”, apuntaló el empresario.

Las empresas tuvieron que recortar 9.1 por ciento sus inversiones en maquinaria, equipo y proyectos de construcción durante julio del presente año, un ajuste de este tamaño que no se tenía desde noviembre de 2009, y es que el daño se refleja en varios sectores ya que la industria de la construcción propicia que haya actividad económica en el tema de la generación de empleos, así como por la proveeduría de materiales.

Luz verde a Santa Lucia da esperanza a constructores

Hace pocos días se revocó la última suspensión que mantenía trabada el inicio de la construcción del Aeropuerto Internacional de Santa Lucía, esto genera una nueva expectativa de participación para el sector privado de la construcción, que está listo para aportar su experiencia, mano de obra y maquinaria para contribuir al objetivo de terminarlo en el 2021, aun cuando se tienen meses de retraso en dicha obra.

A pesar de que es un trabajo que se ha encargado a la Secretaría de la Defensa Nacional, empresarios han pedido al presidente Andrés Manuel López Obrador, poder ayudar en dicha obra, de hecho, una de las constructoras mexicanas con mayor experiencia, ICA, fue de las primeras en levantar la mano para participar en el desarrollo de la infraestructura del Aeropuerto Internacional de Santa Lucía.

En días pasados AMLO aseguró que su gobierno está impulsando la actividad productiva del país y está consciente de la importancia transcendental de la industria de la construcción para la economía, pese a esto especialistas en este ramo prevén que el cierre del segundo semestre del año sea igual de grave o peor que el primero, por eso se debe poner mucha atención a dicho tema debido a que este tipo de panoramas reflejan mucho la situación que vive el país.

Dejar respuesta

Please enter your comment!
Please enter your name here