Aleinad Mina

Frida Kahlo es una destacada figura artística de identidad nacional que representa el folclore mexicano. En conmemoración a su natalicio se presentó la exposición floral “Los colores de Frida”, del 5 al 7 de julio en el Zócalo capitalino, con un montaje de figuras monumentales hechas con flores y actores que escenificaron a la pintora y a Diego Rivera.

La monumental representación de Frida recostada, que alude a su obra El Sueño (La cama), resaltaba por su gran tamaño y colorido. Dicha pintura retrata simbólicamente los acontecimientos más importantes de su vida, su nacimiento, muerte y prolongada estancia en la cama por el trágico accidente que sufrió cuando tenía 18 años y que la orilló a plasmar ahí sus primeras pinturas. 

¿Qué nos queda de una mujer rota en vida y en muerte? En conmemoración a la icónica artista mexicana, el año pasado Mattel lanzó la Barbie Frida Kahlo. La artista es ahora un ícono preciado en el mercado. Sin embargo, la Barbie Frida no tiene la imagen ajustada de la pintora, pues no posee ni su perfil, ni sus particulares cejas, ni sus bigotes. 

¿Realmente, dicha empresa le brinda homenaje a una artista cuya ideología estaba en contra de los mecanismos capitalistas ó bien se trata de una manipulación que enmaraña la figura de Frida y hoy en día, sólo tenemos su espectro? 

La artista mexicana Magdalena Carmen Frida Kahlo y Calderón destaca en el ámbito artístico por su existencia, sus ideas políticas, su amorío con Diego Rivera y su obra. En el billete de 500 pesos podemos apreciar todo su micro-cosmos compactado en la pintura “El abrazo de amor del universo, la tierra (México), yo, Diego y el señor Xólotl”.

El arte mexicano es diverso, basta con bucear un poco en la historia para encontrar talentosas artistas, sin embargo, Frida destaca por mucho, dentro del reconocimiento internacional. En una subasta de Sotheby´s, en el 2006, su obra “Raíces” se vendió por 5.6 mdd. Ante esta fiebre de Kahlo, los apasionados del arte o bien aman su universo o lo desprecian acusándola de mártir, egocéntrica, mala pintora y marketing cultural. 

Frida es una figura intemporal que representa un amor que arde en la piel, una valentía que combate el dolor y una resistencia ideológica arraigada hasta en su atuendo. Estos encantos son sólo la imagen espectral de la artista que la industria cultural ha sabido aprovechar muy bien. El marketing y su imagen pictórica son sólo una superficie, lo que subyace de esto nos permite tener una experiencia de una mujer que no dejó de reinventarse. 

Por otro lado, la esencia de Frida sigue resguardada en sus obras. Al rescatar lo que dijo en una entrevista “Me pinto a mí misma, porque soy a quien mejor conozco”, podemos tener un acercamiento más fidedigno de ella. Los cuadros de Frida nos muestran el dolor, el amor, el folclore mexicano, los autorretratos, la convalecencia y la naturaleza. Cada uno de estos ámbitos, fue expresado por Frida a partir de su propia experiencia. 

Es una artista que no desliga su obra de su acontecer y que más allá de la evaluación frívola de sí es, o no, una buena pintora, para juzgar el fenómeno de Frida de una manera menos superficial, se debe mirar la figura de Frida dentro de su mundo y no fuera de éste. La razón de esto es que fue una mujer compleja, a pesar de que padeció situaciones muy desafortunadas tuvo un espíritu combativo, contrastante y siempre transformador.

La experiencia de reflexionar en un personaje como Frida es enriquecedora ya que es una confrontación continua entre la vida, lo que la impulsa y su pulsión mortífera. Podemos unir aquello que se esparció en libros, diarios, cartas, cuadros, murmullos y dejar que Frida nos transmita una voz que nos inquiete a dar un paso más lejos de las apariencias. Abrir la puerta de las posibilidades nos hace pensarnos de manera novedosa y sobre todo, nos invita a ser más fieles a nosotros mismos, es el sino de nuestra vertiginosa existencia. 

“Si yo pudiera darte una cosa en la vida, me gustaría darte la capacidad de verte a ti mismo a través de mis ojos. Sólo entonces te darás cuenta de lo especial que eres para mí”, Frida Kahlo.

Dejar respuesta

Please enter your comment!
Please enter your name here