•  Temperatura promedio global subirá 1,5 grados en la década de 2030 y se presentará varios años antes de lo pronosticado.
  • El planeta Tierra sufrirá mayores sequías, eventos extremos con más frecuencia, alza de los niveles del mar con riesgo para ciudades costeras

María Escalante García

De acuerdo a un informe de la Organización de las Naciones Unidas (ONU) la catástrofe climática, causada por el hombre, que genera en vastas regiones de la Tierra gran inestabilidad hará que la temperatura promedio global suba 1,5 grados en la década de 2030, lo cual se presentará varios años antes de lo pronosticado.

El Grupo Intergubernamental de Expertos sobre el Cambio Climático (IPCC) de la ONU, aseguró que la Tierra donde vivirán las próximas generaciones en el futuro sufrirá mayores sequías, eventos extremos con más frecuencia, alza de los niveles del mar con riesgo para ciudades costeras y graves efectos económicos para actividades como la agricultura y la ganadería, además de ecosistemas frágiles, como los corales, podrían desaparecer.

El calentamiento que hemos experimentado hasta la fecha ha generado cambios en muchos de los sistemas de soporte planetario que son irreversibles en escalas de tiempo de siglos a milenios. Los océanos seguirán calentándose y se volverán más ácidos. Los glaciares de montaña y polares continuarán derritiéndose durante décadas o siglos.

Un aspecto clave del informe es la tasa esperada de aumento de las temperaturas y lo que significa para la humanidad, casi todas las naciones de la Tierra se adhirieron a los objetivos del acuerdo climático de París en 2015.

Ese pacto tiene como objetivo mantener el aumento de las temperaturas globales muy por debajo de los 2 grados en este siglo y continuar los esfuerzos para mantenerlo por debajo de los 1,5 grados.

Metano, peligroso

Una campaña agresiva para cortar las emisiones de metano podría darle al mundo un tiempo adicional para enfrentar el cambio climático, dicen los expertos. El IPCC sugiere que entre el 30 y el 50% del incremento en las temperaturas se debe a este gas, poderoso, pero de corta vida.

Las mayores fuentes de metano incluyen la agricultura y también filtraciones de campos de explotación de petróleo y gas, así como de vertederos.

Por décadas, los mayores esfuerzos para enfrentar el calentamiento global han estado enfocados en limitar las emisiones de dióxido de carbono (CO2) derivadas de actividades humanas como la generación de energía o la deforestación.

Esto se ha basado en buena evidencia científica, ya que el CO2 ha sido el responsable de cerca del 70% del aumento en el calentamiento global que ha tenido lugar desde la revolución industrial.

Cerca del 40% del metano se origina en fuentes naturales como los humedales, pero la mayor cantidad proviene de una serie de actividades humanas. Una de las fuentes principales proviene de la producción, el transporte y el uso de gas natural, que está mal llamado y debería ser nombrado como gas fósil.

Lo que preocupa a los científicos es que el metano es un factor contundente al momento de hablar de calentamiento climático. En un período de 100 años calienta entre 28 y 34 veces más que el CO2.

Primer país en sufrir

Ningún efecto del cambio climático había alcanzado un escenario límite sobre la vida humana como la situación que actualmente vive el sur de Madagascar. Según la ONU, casi tres millones de personas en la isla están sufriendo las consecuencias de dos sequías extremas consecutivas, las peores de los últimos 40 años. La falta de lluvia y las tormentas de arena han provocado un escenario definido por Naciones Unidas como “al borde de la hambruna”.

David Basley, director del Programa Mundial de Alimentos, describió la situación como el primer acontecimiento de la historia moderna de esta naturaleza causado exclusivamente por el calentamiento global.

Dejar respuesta

Please enter your comment!
Please enter your name here