• Me gustaría que el raquetbol fuera deporte olímpico
  • Nunca he sentido presión en las competencias, aunque perder algunos juegos me ha ayudado

Andrés Suárez Ramírez

La raquetbolista mexicana, Paola Longoria, sostuvo una charla con el periódico Impar, para platicar como ha sido su carrera llena de triunfos y lo que le puede esperar a México para los Juegos Olímpicos de Tokio 2020.

Con tan solo 30 años de edad, ya en sus vitrinas cosecha diferentes títulos dentro del raquetbol, además de tener un record de varios partidos sin conocer una derrota. La oriunda de San Luis Potosí, explicó a este medio que ha sido una carrera llena de esfuerzos, pero este deporte en lugar de verlo como una disciplina, lo ve como una manera de relajarse y siempre disfruta a tope cada competencia en la que está.

“La verdad es que siempre me divierto mucho en cada competencia, para mi es lo mejor poder participar y demostrar todas mis capacidades. También agradezco siempre estar bien física y mentalmente para poder siempre dar lo mejor de mí”, señaló la tricampeona panamericana.

Paola de manera triunfal ha repetido el oro en los juegos Panamericanos tres veces de manera consecutiva, la primera ocasión fue en Guadalajara 2011 en las tres modalidades que son dobles, individuales y por equipos; esto lo volvió a repetir en Toronto 2015 y recientemente en Lima 2019.

Sobre este tipo de logros Paola comentó; “la verdad es que no siento presión en ningún momento, sé que cuando era la previa a los Juegos Panamericanos se hablaba mucho de lo que podía hacer, pero créanme que yo solo salgo a divertirme y hacer lo mío. Nunca he pensado en si voy a repetir como tricampeona, creo que la fórmula es jugar y ver hasta donde llegas”.

“En mi caso siempre he salido a disputar con muchas ganas e intensidad cada partido y creo que eso me ha catapultado para llegar a finales y ganarlas, aunque creo que perder unos juegos me ha quitado la presión”, aseveró.

La campeona mundial en el 2014, señaló que el raquetbol debería ser considerado un deporte olímpico, pues se vive con la misma adrenalina que otros deportes; “me gustaría que el raquetbol fuera considerado ya un deporte olímpico, pero no lo digo para que yo pueda competir y ganar una medalla, porque no sé cuánto tiempo pase para que eso se consiga. Lo digo para que las chicas que vienen detrás de mí o los hombres puedan participar”.

Sobre los resultados obtenidos en los Juegos Panamericanos de Lima 2019, Longoria se siente muy contenta de poder aportar con sus preseas la participación nacional, esperando que sus compañeros en los juegos de Tokio 2020 los motive para hacer una actuación mejor.

“Creo que se dejó todo lo que un deportista siempre deja que es el esfuerzo y fuimos reconocidos, ahora espero que mis compañeros lo hagan mejor en Tokio y puedan dar una gran satisfacción a México y sobre todo sorprender. Tengo la fe en que lo van hacer muy bien en estos juegos olímpicos que son para el siguiente año, de eso no tengo la menor duda”, apuntaló.

Respecto a la cosecha de medallas señaló; “Sé que todos quieren muchas medallas, pero es un gran esfuerzo y son muchos participantes con un nivel increíble, así que habrá como siempre entrega de los compañeros y solo queda apoyarlos”.

¿Sabías que?

Paola Longoria es la máxima ganadora de títulos panamericanos en individuales de la historia.

Se graduó en Ingeniería Mecánica y Eléctrica, cuenta con una maestría en Ciencia Políticas ambas por la Universidad Autónoma de Nuevo León (UANL).

Es soldada secretaria oficial de la Secretaría de Defensa Nacional.

Fue ganadora del Premio Nacional del Deporte en 2010.

Su destino favorito es Tokio de hecho, cuando viajó a este lugar le avisaron que había ganado el Premio Nacional del Deporte.

Su comida favorita es el sushi y la comida italiana.

Antes de competir escucha dos canciones para motivarse, Play Hard de David Guetta y Color de Esperanza de Diego Torres.

Su máximo ídolo es Michael Jordan, incluso durante un tiempo Longoria practicó el basquetbol.

Le encanta el futbol y es aficionada de los Tigres de la UANL.

La deportista mexicana señala que de no haberse dedicado al raquetbol le hubiera gustado ser diseñadora de modas.

Dejar respuesta

Please enter your comment!
Please enter your name here