Un proyecto comunitario basado en tecnología móvil implementado en zonas marginadas de México busca detectar y controlar a los pacientes con diabetes o en riesgo de padecer la enfermedad mediante el uso de un teléfono celular.

Jaime Ponce, coordinador de proyectos estratégicos en la Fundación Mexicana para la Salud (Funsalud), señaló a EFE que, actualmente, en México alrededor de 14.5 millones de personas mayores de 20 años tienen diabetes, padecimiento que en 2016 fue declarado como emergencia epidemiológica por las autoridades de salud del país.

De acuerdo con el Instituto Nacional de Estadística y Geografía (Inegi), esta enfermedad fue la tercera causa de muerte en México durante 2021.

En el marco del Día Mundial de la Diabetes, que se conmemora cada 14 de noviembre, Ponce alertó que, además, se estima que este padecimiento irá evolucionando porque la pirámide poblacional se está invirtiendo y cada vez habrá más personas adultas.

Tecnología para detectar la diabetes

La falta de acceso a servicios integrales y de calidad en salud como la infraestructura, el personal de salud e insumos, aunado a las desigualdades y carencia de oportunidades de desarrollo económico y social en las comunidades remotas-rurales son factores que complican gravemente el problema de la diabetes en México.

Ante este panorama organizaciones plantearon la necesidad de desarrollar o encontrar diferentes soluciones capaces de facilitar el acceso a los servicios de salud a quienes viven con diabetes en dichas zonas.

Con fondos de la Fundación Moisés Itzkowich y el Banco Interamericano de Desarrollo (BID), así como el apoyo de otras organizaciones, Funsalud dio continuidad al proyecto Salud Móvil, un estudio de investigación científica que busca demostrar las ventajas del uso de la tecnología celular en diabetes.