El récord de casos y muertes por COVID-19 en India podría reducir la oferta de vacunas en Latinoamérica y el Caribe durante los meses de mayo y junio, avisó el subdirector de la Organización Panamericana de la Salud (OPS), Jarbas Barbosa.

Los más perjudicados podrían ser Haití, Nicaragua y Bolivia, que tenían previsto recibir a finales de mayo dosis del Instituto Serum de la India (SII), el mayor fabricante de vacunas del mundo.

Además, si India sigue obstaculizando la exportación de vacunas, podría haber un impacto en las campañas de inmunización de otros países de Latinoamérica, informó Barbosa.

El Instituto Serum de India tiene un contrato para fabricar y entregar millones de vacunas al mecanismo Covax, auspiciado por la Organización Mundial de la Salud (OMS) y creado para garantizar el acceso a la vacuna a los países de bajos ingresos.

Sin embargo, el aumento de infecciones en India hizo que el mes pasado el Gobierno de ese país restringiera las exportaciones para satisfacer su propia demanda interna.