La democracia es una construcción que requiere de una defensa colectiva frente a las expresiones que fomentan la polarización e intolerancia, refirió el consejero presidente del Instituto Nacional Electoral (INE), Lorenzo Córdova Vianello.

Invitado por el Kellogg Institute, el consejero presidente participó en el panel “¿Anclas de estabilidad? El papel de las autoridades electorales en la promoción de la gobernabilidad democrática”, donde alertó de los retos que enfrentan las democracias de América ante las descalificaciones que existen contra la institucionalidad electoral.

Recordemos que el camino en democracia no es en un solo sentido, sino que también puede tener retrocesos y depende de todos nosotros defenderla de esas regresiones antidemocráticas y autoritarias. Ninguna democracia es construcción de un solo hombre, partido o ideología, es una construcción conjunta y la defensa de la democracia también debería ser una tarea compartida”, señaló.

Córdova Vianello aseguró que uno de los principales problemas que hoy vive la región es el hostigamiento en contra de las autoridades electorales que, si bien no es nuevo, al originarse desde los circuitos cercanos al poder tiene una estridencia mayor que debe preocuparnos.

Recordó los diferentes señalamientos y ataques que se han emprendido en diversos países como Brasil, Perú, Bolivia o incluso en Gran Bretaña y Estados Unidos en contra de la institucionalidad electoral que va desde descalificaciones, hostigamiento y amenazas, hasta recortes presupuestales.