Un estudio reveló que el daño cognitivo tras superar una infección de COVID-19 grave equivale a unos 20 años de envejecimiento.

Lo anterior fue detallado por científicos de la Universidad de Cambridge y el Imperial College de Londres, cuya investigación fue publicada en la revista eClinicalMedicine.

El daño cognitivo como consecuencia de COVID-19 grave es similar al sufrido entre los 50 y los 70 años y equivale a perder 10 puntos de coeficiente intelectual,”, reveló dicha investigación.

Los resultados del estudio sugieren que los efectos aún son detectables más de seis meses después de la enfermedad aguda y que cualquier recuperación es, en el mejor de los casos, gradual.

Cada vez hay más pruebas de que el COVID-19 puede causar problemas cognitivos y de salud mental duraderos, y los pacientes recuperados detallan síntomas que incluyen fatiga, “niebla mental”, problemas para recordar palabras, trastornos del sueño, ansiedad e incluso trastorno de estrés postraumático (TEPT) meses después de su contagio .