• Préstamo de mil mdd
  • Mentiras del presidente

Fernando Pérez Chávez

Las mentiras del presidente Andrés Manuel López Obrador siguen saliendo a la luz pública y luego de que prometió que no podía haber gobierno rico con pueblo pobre y que el gobernó se apretaría el cinturón para no endeudar al país el Banco Mundial aprobó un préstamo por 1,000 millones de dólares a México para apuntalar las políticas de financiamiento para el desarrollo en medio de la pandemia de coronavirus, que solicitó la Secretaría de Hacienda.

En mayo el presidente aseguró que con la finalidad de no tener que recurrir a líneas de crédito de instituciones internacionales y para no endeudarnos, porque se tendría que pagar altos costos de la deuda y eso reduciría el presupuesto para apoyar al pueblo, así que no se tendría dinero para educación, salud, bienestar del pueblo, pero fueron falsas expectativas y el préstamo fue solicitado el 19 de mayo del 2020 ante el Directorio Ejecutivo del organismo internacional y aprobado el 31 de mayo pasado.

Sin embargo, la Secretaría de Hacienda emitió un comunicado donde explica que el crédito que aprobó Banco Mundial es “relacionado con acciones de política pública que forman parte del financiamiento general y no van ligados a ninguna actividad en específico” y que no financiará el programa de respuesta del Covid-19. Este crédito no es adicional al techo de endeudamiento aprobado por el Congreso y se ubica dentro de los límites de endeudamiento externo autorizados para el gobierno federal en la Ley de Ingresos de la Federación 2020.

Y mientras son peras o son manzanas se trata del primer financiamiento con un organismo internacional, solicitado por la administración de Andrés Manuel López Obrador en el marco de la respuesta de las autoridades de las 32 entidades del país debido al efecto financiero del Covid-19, aunque no se quiera reconocer y en el detalle del préstamo, localizado en el Artículo II, precisan que las fechas de pago son el 15 de marzo y el 15 de septiembre de cada año.

Por otro lado, el presidente se la ha pasado criticando que los gobiernos pasados todo el dinero se lo gastaban: se reorientaba el dinero público para favorecer minorías y se destinaba al pago de una estructura gubernamental faraónica, onerosa”, con aviones, helicópteros, viajes, fondos, fideicomisos. “Un aparato burocrático costosísimo”, pero el tabasqueño está haciendo lo mismo, luego de que ejerció en 2018, último año del gobierno de Enrique Peña 3 mil 600 millones de pesos y el año pasado fueron 800 millones de pesos y prometió que este año ejercería 600 millones de pesos.

Finalmente, su sirviente el subsecretario de Hacienda Gabriel Yorio detalló en un hilo de su cuenta oficial de Twitter, que es una sucesión de ideas relacionadas de un mismo tema, que “este crédito no es adicional a la deuda autorizada por el Congreso y no va financiar el programa de respuesta al Covid-19”, usted a tiene la última palabra, pero este columnista no les cree nada.

Dejar respuesta

Please enter your comment!
Please enter your name here