La Auditoría Superior de la Ciudad de México (ASCDMX) ha sido utilizada como bolsa de empleo por políticos de distintos partidos, quienes han logrado colocar al menos a 24 funcionarios en los últimos cuatro años.

Según documentos a los que tuvo acceso un periódico de circulación nacional, quien más plazas ha conseguido para integrantes de su grupo político, es la ex delegada de Magdalena Contreras, Leticia Quezada, quien ha colocado a 16 allegados en la Dirección General de Auditoría de Cumplimiento Financiero B.

En tanto que el ex Presidente de la Cámara Alta, Martí Batres, ha colocado a cinco personas, entre ellas su esposa, Daniela Cordero Arenas, quien es Coordinadora de Vinculación Institucional y está adscrita a la oficina del Auditor Superior David Vega Vera.

En la mayoría de casos los recomendados no cumplen con el perfil requerido para los puestos ni forman parte del Servicio Profesional Fiscalizador de Carrera.

En la Dirección General de Auditoría de Cumplimiento Financiero B, que le corresponde auditar a las Alcaldías y órganos desconcentrados, se han enquistado, de acuerdo con fuentes consultadas, 16 personas vinculadas a Quezada, entre ellas Francisco Medina Padilla, quien es ubicado como su pareja.

Fuente: Reforma

Dejar respuesta

Please enter your comment!
Please enter your name here