El Gobierno federal tiene en la mira al ex Gobernador priista Rodrigo Medina.

Luego de que la Unidad de Inteligencia Financiera (UIF) revelara el viernes que denunció a cuatro ex Mandatarios y no diera nombres, fuentes de ese organismo de Hacienda confirmaron ayer que uno de los indagados es el priista, quien gobernó Nuevo León de 2009 a 2015.

Precisaron que la UIF ya presentó una denuncia en su contra ante la Fiscalía Anticorrupción de la FGR, en un caso en el que estarían involucradas otras ocho personas, entre ellas su papá, Humberto Medina Ainslie; su hermano Alejandro y Francisco Cienfuegos, coordinador de la bancada priista en el Congreso local.

De acuerdo con fuentes cercanas al proceso, se indagan triangulaciones de recursos públicos por cerca de 3 mil 500 millones de pesos a empresas y cuentas vinculadas a la familia de Medina en Estados Unidos, y para la adquisición de propiedades en ese País.

En la indagatoria inicial, de la que deriva la denuncia, también fueron incluidos Cienfuegos, ex vocero del Gobierno de Medina, y el empresario Gustavo Cavazos, considerado “constructor favorito” en el sexenio, así como otro político cuyo nombre no se reveló, entre otros no identificados.

Dejar respuesta

Please enter your comment!
Please enter your name here