Millonarias pérdidas económicas se están registrando por el cierre de las zonas arqueológicas para prevenir los contagios del Covid-19 en Yucatán y muchas otras zonas del país; En el caso de Yucatán tan solo Chichén Itzá dejó de percibir más de 110 millones de pesos.

Datos de la Secretaría de Hacienda y Crédito Público (SHCP) señalan que durante los siete meses que estuvo abierto el sitio de Chichén Itzá sólo obtuvo 50 millones de pesos, es decir, apenas captó 31% de lo obtenido en el año 2019, que fue de 160 millones de pesos.

Asimismo, el Instituto Nacional de Antropología e Historia (INAH) reportó que los pasados meses de enero y febrero la visita a zonas arqueológicas y museos de Yucatán se desplomó en 70%, situación que se agrava pues como consecuencia de la pandemia en la entidad sólo se permite el acceso a siete de 17 zonas arqueológicas.

Por el momento, sólo están abiertos al público siete sitios de monumentos arqueológicos, mientras que los 10 restantes, llevan casi un año de permanecer cerradas.

Dejar respuesta

Please enter your comment!
Please enter your name here