Dos presuntos delincuentes que fueron detenidos tras la masacre de nueve integrantes de las familias LeBarón y Langford fueron vinculados a proceso.

Un juez les atribuyó delincuencia organizada, delitos contra la salud y violación a la Ley de Armas de Fuego y Explosivos, informó la Fiscalía General de la República (FGR).

Se trata de Fidencio Alejandro González Esparza y/o Fidencio Alejandro Bautista González, alias el «Jano» y/o el «Ale», y de Sergio Valenzuela Palacios, «Chiquilín», a quienes además les fue dictada la prisión preventiva oficiosa, es decir, que permanecerán en la cárcel mientras se desarrolla el juicio.

Los dos presuntos delincuentes pertenecen a la organización criminal conocida como «La Línea», brazo armado del Cártel de Juárez.

Ésta ha sido señalada de estar implicada en el asesinato de seis menores de edad y tres mujeres de las familias LeBarón-Langford, el 4 de noviembre del año pasado, cerca del Rancho La Mora, en Bavispe, Sonora.

Dejar respuesta

Please enter your comment!
Please enter your name here