Juan García Heredia

En medio de la pandemia del Covid-19, el gigante Philips anunció la ampliación de su cartera de salud con innovaciones digitales que permitan a las personas mantenerse en contacto de manera virtual con los médicos, ahora que las visitas a los consultorios son limitadas por ese mal.

Durante un evento virtual de prensa que coincidió con la feria de tecnología de Berlin, Alemania, conocida como IFA, la poderosa firma expuso que a lo largo del 2020 y principios del 2021, se darán a conocer otras innovaciones en todos los mercados a nivel mundial en relación con soluciones para trastornos del sueño, purificadores de aire, nutrición, salud bucal, cuidado de la ropa y de los pisos, cuidado personal masculino y belleza.

Por ejemplo, habló del cepillo dental DiamondClean 9000 de Philips Sonicare, la plancha de cabello Philips 9000 con tecnología SenseIQ, la afeitadora Philips 7000 Series con tecnología SkinIQ y varios electrodomésticos.

«Estamos presenciando un cambio de paradigma, tanto en términos de la mentalidad de las personas como en la forma en que los sistemas de salud están digitalizando y agregando servicios de telesalud a sus carteras», dijo Frans Van Houten, CEO de Royal Philips.

Ahora que las personas están la mayor parte del tiempo en casa y priorizan su salud, Philips se vale de las últimas tecnologías a fin de ofrecer soluciones inteligentes y personalizadas que les permiten a las personas gestionar su salud en cualquier situación, señala la información.

Al poner como ejemplo la salud bucal, mencionó que debido al Covid-19 muchas personas no pudieron visitar a su dentista e higienista dental durante bastante tiempo; sin embargo, saben que los controles regulares son importantes para mantener una boca sana y detectar posibles problemas en una etapa temprana. «La solución de odontología virtual Sonicare de Philips ya está disponible para los dentistas en todo Estados Unidos».

Esa solución, explica Philips, les permite a los profesionales de la salud bucal interactuar de forma virtual con sus pacientes y, así, asegurar la continuidad de los servicios de prácticas odontológicas a través de asesoramiento sobre el cuidado bucal y controles de la higiene que permiten evaluar inconvenientes comunes de la salud bucal como periodontitis, caries, inflamación y otros problemas.