Patricia Jiménez Marín se convirtió en la segunda paciente del Hospital Regional de Pemex que muere tras recibir una hemodiálisis con un medicamento contaminado en Villahermosa, Tabasco, acusó su hijo Adolfo Palacios Jiménez.

Con llanto, el joven pidió al director de Petróleos Mexicanos (Pemex), Octavio Romero, y al Presidente Andrés Manuel López Obrador, atender otros casos de personas contaminadas en las instalaciones de la capital de la entidad.

«Mi mamá lamentablemente hoy falleció a las cinco de la mañana, y para ellos va a quedar como una muerte simple, nada más. Hay unos pacientes que están ahí, espero primeramente que se recuperen, y mi mamá no pudo ganar esta batalla, y la perdió lamentablemente», declaró a medios locales.

Palacios explicó que desde la semana pasada su madre, de 54 años, presentó vómito y fiebre como resultado de la contaminación que le provocó el medicamento Heparina Sódica, utilizado para limpiar la sangre.

El lunes fue internada y un día después le avisaron que su madre, quien desde hace cuatro años se realizaba hemodiálisis, había fallecido.