La presidenta del Senado de la República, Mónica Fernández, solicitó al responsable de la Secretaría General de Servicios Administrativos, Mauricio Farah, un reporte de los trabajos de remozamiento que se llevan a cabo en la Cámara alta.

Tras aclarar que tiene “la certeza” de que los gastos no alteran el plan de austeridad del Senado, la parlamentaria tabasqueña explicó que no estaba al tanto de los trabajos de los que un medio nacional dio cuenta en su edición de este viernes y que comprende el cambio de alfombras, de las pantallas y del sistema dactilar que usan los senadores para votar.

“Ya le pedí a la Secretaría General de Servicios Administrativos que nos haga un informe detallado de todo lo que se está gastando, de todo lo que se está haciendo para tener conocimiento y se le informe al Pleno qué es lo que está pasando. O sea, qué es lo que se hizo o lo que se está haciendo. Le pedí que nos diera información para estar en una misma dinámica”, explicó Fernández en entrevista telefónica.

“Tengo la certeza, la certidumbre, de que no se están excediendo en nada nuestro plan de austeridad, porque en términos generales hay instrucciones que nadie puede pasarse en el plan de austeridad; entonces, esto debe estarse haciendo dentro de nuestros márgenes que tenemos al interior”.

Asimismo, explicó que en muchos años no se ha hecho mantenimiento en el Senado.

Dejar respuesta

Please enter your comment!
Please enter your name here