Claudia Sheinbaum, jefa de Gobierno de la Ciudad de México, aseguró que no existe ningún indicador que alarme en la capital sobre el incremento de contagios y hospitalizaciones por la variante ómicron del COVID-19.

Explicó que en las últimas dos semanas, hubo un número menor de hospitalizaciones y casos de COVID-19.

“No tenemos, hasta el momento, ningún indicador que nos diga que esté aumentando el COVID-19 relacionado con la variante ómicron,”, explicó la mandataria.

En el evento de instalación del gabinete de seguridad y mesas de Construcción de Paz en la alcaldía Gustavo A. Madero, Sheinbaum señaló que en coordinación con la Secretaría de Salud y con el Instituto Nacional de Medicina Genómica se analizan las variantes del COVID-19 y no existe nada que indique una alarma.

Al respecto, la secretaria de Salud capitalina, Oliva López Arellano, pidió a la población no entrar en pánico, conservar la calma y continuar utilizando el cubrebocas.