El Senado de Estados Unidos aprobó hoy un proyecto de ley que incrementará el presupuesto federal y suspenderá el límite de la deuda para los dos años próximos, después de ser aprobado la semana pasada en la Cámara.

La iniciativa, que ahora espera la firma del presidente Donald Trump, fue aprobada con 67 votos contra 28. Un total de 23 republicanos y cinco demócratas votaron en contra. Con anterioridad, la iniciativa fue aprobada en la Cámara con una votación de 284 contra 149.

“¡El Acuerdo Presupuestario es fenomenal para nuestro Gran Ejército, nuestros Veteranos y los Empleos, Empleos, Empleos! El acuerdo de dos años nos lleva más allá de la elección. ¡Vamos republicanos, siempre habrá tiempo suficiente para RECORTAR!” dijo Trump en Twitter antes de la votación del Senado.

Maya MacGuineas, presidenta del Comité para un Presupuesto Federal Responsable, un grupo no partidista, dijo en una declaración que “la votación de hoy sobre el presupuesto corona un periodo vergonzoso de  temeridad fiscal en Washington que no tiene precedentes en el contexto de nuestra actual situación fiscal”.+

El Congreso y el presidente han agregado 4,1 billones de dólares a la deuda desde que el presidente Trump asumió su cargo, dijo MacGuineas. “Como resultado, los déficits han aumentado más de dos veces de lo que hubieran aumentando sin recortes de impuestos y aumentos en el gasto fiscalmente irresponsables”.

“Con la deuda nacional llegando a niveles históricos, pronto superará el tamaño de toda nuestra economía y más allá, y con nuestros programas más grandes, Social Security y Medicare, encaminándose hacia la insolvencia, la respuesta de nuestra nación es agravar el problema a cada paso”, dijo.

El acuerdo, logrado entre la Casa Blanca y los líderes del Congreso, suspende el techo de la deuda federal hasta el 31 de julio de 2021, y eleva los niveles de gasto generales en 320.000 millones de dólares por arriba de los límites establecidos en la Ley de Control Presupuestario de 2011, la cual estableció límites estrictos al gasto y estipuló recortes automáticos en los gastos generales.

El acuerdo elevará el límite presupuestario para el gasto discrecional a 1,37 billones de dólares en 2020 y a 1,375 billones de dólares en 2021, ampliará los desembolsos en defensa, exigidos por los republicanos, e impulsará el gasto interno, incluyendo la atención a la salud para los veteranos, exigida por los demócratas.

La Casa Blanca proyecta un déficit presupuestario de un billón de dólares para el año fiscal 2019, el más alto desde 2012, dijo la Oficina de Administración y Presupuesto en su Revisión Intermedia recién dada a conocer. El déficit presupuestario federal llegó a 747.000 millones de dólares en los primeros nueve meses del año fiscal, 23 por ciento más que el año anterior.

El techo de la deuda fue fijado previamente en 20,5 billones de dólares y expiró el 1 de marzo de este año. Desde entonces, el secretario del Tesoro de Estados Unidos, Steven Mnuchin, exhortó a los líderes del Congreso a elevar el límite de la deuda federal mientras el Tesoro iniciaba maniobras contables para evitar un incumplimiento.

Los legisladores de la Cámara iniciaron su receso de verano el 26 de julio y el Senado iniciará el suyo a partir del 2 de agosto. En una declaración anterior, MacGuineas exhortó a los miembros del Congreso a “cancelar su receso de verano y volver a la mesa de negociación para lograr un mejor acuerdo”.

Dejar respuesta

Please enter your comment!
Please enter your name here