Carlos Ramos Padilla

Empiezan a sumarse las voces por recuperar los niveles de un auténtico bienestar social. Nuestro país presenta la mayor tasa de estrés laboral en el mundo y es el dieciseisavo en depresión.

Escribí ayer que, en Acapulco, por ejemplo, la pandemia arrancó la libertad a los niños y jóvenes y OTIS su patrimonio. Pero los niveles de depresión social en el país presentan características y evaluaciones diferentes, pero marcando un grave deterioro psicosocial que sin lugar a dudas suma irremediablemente las terribles muertes provocadas por el crimen organizado.

De acuerdo a un estudio de Raúl Rodríguez Rodríguez se ha incrementado la tentativa de suicidio, la deserción escolar, la tasa de divorcios, la demanda de orientación sicológica telefónica, entre otros. De acuerdo al INEGI, 70% de las mujeres mexicanas ha estado expuesta a violencia. El suicidio ha crecido 50% en diez años. Según la OCDE, la falta de atención a riesgos psicosociales del trabajo, le cuesta al país cerca de 16 MMDP anuales. El consumo de fentanilo se ha incrementado 500%.

Raúl Rodríguez Rodríguez, quien figura como promotor de la Agenda ONU en México y portavoz de “Visionarios 2030”, se encuentra motivando una Iniciativa de Ley, para que la Norma Oficial Mexicana 35 cuente con un contenido de calidad mundial. ¿Qué pretende?

Qué realmente ayude al trabajador a adquirir habilidades para la vida, y le ayuden a enfrentar ansiedad, depresión, patrones culturales violentos, y demás desafíos anímicos. El esfuerzo ha sido presentado en el Senado de la República y en la Comisión de Grupos Vulnerables de la Cámara de Diputados. Un pueblo no puede desarrollarse con equilibrio y madurez si carece de lo más elemental: bienestar.

Las sociedades expuestas a carencia y violencia de manera simultánea pueden atravesar fronteras de confrontación muy serias. Es importante leer y escuchar los propios pronunciamientos de Raúl Rodríguez como los de Max Kayser que presenta un cúmulo de propuestas y proyectos escritos de fuerza nacional invaluables titulados México 2030 una agenda de futuro con visión ciudadana.

El trabajo es formidable no solamente en intención sino en proyección. Una compilación de 33 talentosos personajes dispuestos a proponer ideas y exaltar valores. Muestran un decálogo de 10 puntos que abarcan: Economía y finanzas, combate a la pobreza, a las desigualdades, justicia, seguridad, anticorrupción, gobierno profesional, contrataciones públicas, educación, salud, energía y medio ambiente. El trabajo lo presenta la Escuela de Ciudadanos. Así, vemos que la maquinaria ciudadana se está aceitando. La idea es tener responsabilidades en común con objetivos precisos sobre las materias más inquietantes y preocupantes. Son una muestra de materiales sólidos, evaluados por profesionales que dejan atrás improvisaciones y ocurrencias. Ahí está pues una nueva fuerza, un músculo distinto.