La reina Isabel II cancelará sus actos oficiales durante “al menos las dos próximas semanas” para poder descansar, siguiendo el consejo de los médicos, informó el Palacio de Buckingham.

A lo largo de ese tiempo, la monarca, que estuvo ingresada una noche la semana pasada para ser sometida a “exámenes preliminares”, se dedicará exclusivamente a “tareas ligeras de oficina”, incluidas algunas audiencias virtuales, pero no participará presencialmente en actos oficiales.

“Su Majestad lamenta que esto significa que no podrá asistir al Festival del Recuerdo el sábado 13 de noviembre”, un homenaje anual a las Fuerzas Armadas en Londres, precisa la nota.

Sin embargo, el comunicado de palacio subraya que sigue siendo “la firme intención” de la soberana, de 95 años, acudir al servicio del Recuerdo el domingo 14 de noviembre, cuando se depositan coronas en el Cenotafio en la avenida Whitehall.

Fuentes palaciegas han indicado que la monarca, que el pasado 12 de octubre fue vista por primera vez con un bastón en un acto público, mantiene un “buen ánimo” y el consejo médico se percibe como “una precaución sensata”.