Dirigentes del PRD denunciaron ante la Secretaría de la Función Pública (SFP) al Presidente Andrés Manuel López Obrador por la «cooperación» de entre 20 y 200 millones de pesos que pidió a empresarios en una cena el pasado 12 de febrero en Palacio Nacional.

El Primer Mandatario fue acusado por presuntamente haber incurrido en concusión y cohecho, delitos contenidos, respectivamente, en el Código Penal Federal y en la Ley General de Responsabilidades Administrativas.

El delito de concusión se castiga con una pena de tres meses a 12 años de prisión, mientras que el cohecho amerita castigos que van de la destitución hasta la multa económica y la inhabilitación.

Ángel Ávila y Fernando Belaunzarán, integrantes de la Dirección Nacional Extraordinaria del PRD, afirmaron que el pase de charola se trató de un «moche» mediante el cual López Obrador recaudó mil 500 millones de pesos.

«La corrupción en México se hace de manera estruendosa y en pleno Palacio Nacional, lo que hizo el Presidente en la tamaliza con cien empresarios fue pedirles el famoso moche», dijo Belaunzarán.

Dejar respuesta

Please enter your comment!
Please enter your name here