La Unidad de Inteligencia Financiera (UIF) investiga actos de corrupción en el Sector Salud cometidos durante el Gobierno anterior.

«Hemos encontrado farmacéuticas que recibieron pagos del Gobierno mexicano de 83 mil millones de pesos y que presentan pérdidas fiscales por 416 millones, lo cual nos parece que es un esquema de defraudación fiscal», explicó el titular de esa Unidad, Santiago Nieto.

Entrevistado en Palacio Nacional, el funcionario dijo que las anomalías descubiertas involucran a un esquema de «contrataciones ilegales», sobre todo en el Seguro Popular.

El funcionario adelantó que de las pesquisas de esos y otros delitos en otras áreas podrían recuperarse bolsas millonarias que serían destinadas a la emergencia sanitaria, aunque es necesario que el marco normativo lo permita.

«En el tema del congelamiento de cuentas, actualmente tenemos 5 mil 400 millones de pesos congelados en los bancos por actividades ilícitas y 52 millones de dólares. Pero no se ha podido movilizar porque no hay una disposición legal que nos permita hacerlo», comentó.