El hombre desdichado busca un consuelo

en la amalgama de su pena con la pena de otro.

Milan Kundera

Arturo Suárez Ramírez / @arturosuarez

Estimado lector, gracias. Lo que anticipaban como una elección fácil, de trámite en la mayoría de las alcaldías de la Ciudad de México, se les ha complicado. Me cuentan que en el cuarto de guerra de la jefa de gobierno hay gran preocupación, van a perder varias que no tenían presupuestadas, eso obviamente le pega directo en las aspiraciones que tiene Claudia Sheinbaum y es que la tragedia de la Línea 12 del Metro ha jugado en contra de los morenos, la ciudadanía los ve responsables de lo sucedido, quizás por eso han guardado silencio.

En la elección del 2018, en la que Andrés Manuel López Obrador apareció en la boleta, jugó un papel fundamental, así como el hartazgo de la población por la corrupción priista, esa inercia llevó a que varios ganaran la elección, es decir votaron todo Morena, así muchos que nunca ganarían por méritos propios lo hicieron, ese fenómeno se replicó en la Ciudad de México y todo el país.

En está ocasión el presidente no aparece en la boleta, pero orgullosamente pregona que tiene las manos metidas en la elección y sus errores, sus malas decisiones, los muertos por la pandemia, el crimen organizado y su lejanía con el pueblo también van a jugar. Por eso, aunque la oposición no tiene méritos reales se les ha emparejado el piso y la ciudadanía sabe que no hay de otra, o se vota por los malos del pasado o por los peores del presente, no hay para donde hacerse.

En la capital del país, con la conformación de la alianza PRI, PAN y PRD buscan recuperar espacios perdidos y apuntalar otros que fueron perredistas y panistas, el PRI no pinta desde que tuvo regentes y han aprovechado la tragedia de la Línea 12, que muy a pesar de la campaña de vacunación la balanza se inclina para ellos y perder una demarcación será un fracaso para los morenos.

En Miguel Hidalgo habrá un final de fotografía, entre Mauricio Tabe y Victor Hugo Romo, según las últimas encuestas el primero creció a 45% y el segundo anda en el 41 %, la distancia es poca pero los días para la elección también. Otro caso es Tláhuac, ahí el aliancista Alejandro Duran pinta para alcalde, no obstante, la campaña de desprestigio que han emprendido en su contra, 31.1% y el segundo lugar es para Berenice Hernández con el 29.3%.

En Tlalpan, que por cierto gobernó Claudia Sheinbaum con el escándalo del Colegio Rébsamen y sus muertos en el sismo de 2017, la candidata Alfa González Magallanes tiene 37.4% de las preferencias, mientras que la morenista Gabriela Osorio, cuenta con el 34.6%. Magdalena Contreras estaría más que decidida con Luis Gerardo Quijano, de la alianza con 51.9% de las preferencias y, en segundo lugar, Patricia Ortiz que busca la reelección, con 28.2%.

Hay alcaldías que no se van a mover como Iztacalco, Azcapotzalco, Gustavo A. Madero, Cuauhtémoc para los Morenos y se espera que pierdan por lo menos 5, un duro golpe para Sheinbaum en su búsqueda por la candidatura presidencial, la llegada de Dolores Padierna que va a buscar construir su candidatura para la jefatura de gobierno.

Los datos para este texto fueron sacados de los ejercicios de Massive Caller, para que los puedan consultar. Ahora se entiende la preocupación y desesperación de los morenos, nos falta ver las traiciones que se están gestando como en Hidalgo y Coahuila el año pasado… pero mejor ahí la dejamos.

Entre Palabras

Se advierte, cuidado con los violentos el próximo domingo.

Escríbeme tus comentarios al correo suartu@gmail.com y sígueme en la cuenta de Instagram en @arturosuarez_.

Hasta la próxima.

Dejar respuesta

Please enter your comment!
Please enter your name here