Hay que ser un héroe para enfrentarse

con la moralidad de la época

Michel Foucault

Arturo Suárez Ramírez / @arturosuarez

Estimado lector, gracias. El presidente de la República, ha radicalizado su discurso de división que pregona y ha inyectado odio por años en la sociedad, pero ante las críticas, algunas con fundamento, otras por la fobia y el coraje que le tienen, sumado a la perdida de aceptación -no popularidad-, comienza a dolerle en medio de la crisis sanitaria y económica que no se ve con claridad cuando llegue el fin, por el contrario, apenas tenemos el agua en los tobillos.

Pérdida de miles de empleos, nulo crecimiento económico en el año y medio que tiene en el poder, la perdida de la confianza por parte de empresarios internacionales para invertir en el país no genera optimismo en el mercado, el golpeteo con empresarios y tratar a todos igual, chicos y grandes, los de siempre y los que se esfuerzan y han construido una empresa pequeña, todo eso ya les pasa la factura.

El comienzo de la 4T fue estridente, como siempre ha sido el tabasqueño, cortar recursos a los expresidentes, la venta del avión presidencial, la lucha contra la corrupción, elevar a rango constitucional los programas sociales, un gobierno austero, decisiones que se le aplaudían principalmente por los pésimos gobiernos anteriores que sumieron al país en la corrupción y la muerte, eso también fue factor en la elección del 2018.

Pero a López nunca le ha gustado la crítica y un gobierno no puede vivir de superficialidades (quitando los programas sociales) que al final no concretó por completo, el gobierno tiene que defender sus proyectos con argumentos y evidencias, eso no lo han hecho de manera efectiva, sino con descalificaciones y estigmas a quien ose cuestionar al presidente y a sus protegidos.

En este espacio he mencionado que con una sociedad dividida es donde el presidente se siente más cómodo y se refugia en esa ala, haciendo oídos sordos a los demás. Por eso le ha caído “como anillo al dedo” la pandemia y en pleno semáforo sanitario en rojo, lanza un discurso radical y reduccionista o “estás conmigo o contra mí”, como si solamente existieran esas opciones.

A eso hay que sumarle la presentación de un documento, que resultó un buscapiés, pues no contiene nada que no se supiera y que ellos, los de la 4T, no pusieran en marcha en la elección del 2018. Pero esa historia del complot ya la vivimos cuando captaron a Bejarano metiéndose fajos de billetes, orquestado sí por quienes entonces movían los hilos del poder, ahora AMLO es el PRESIDENTE y él debe moverlos, desestimar esos intentos.

Si las cosas estuvieran bien, simplemente esos intentos no le dolerían, pero ahora vamos al complot y a los discursos radicales.

Entre Palabras

Sobre las marchas vandálicas de la Ciudad de México, la Jefa de Gobierno debe hacer cumplir la Ley, porque ya hay un conjunto de comerciantes inconformes que pretenden hacer grupo para enfrentar a los vándalos. Poner orden de la mejor manera, sin abusos policiales es responsabilidad de Sheinbaum, no la evada.   

Escríbeme tus comentarios al correo suartu@gmail.com y sígueme en la cuenta de Instagram en @arturosuarez_.

Hasta la próxima.

Dejar respuesta

Please enter your comment!
Please enter your name here